EE.UU. respalda la condena de Almagro a la nueva ley nicaragüense sobre las elecciones

Agencia EFE
·2  min de lectura

Washington, 23 dic (EFE).- El embajador de EE.UU. ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, respaldó en las últimas horas la condena del secretario general del organismo, Luis Almagro, a la nueva ley nicaragüense que anula las posibilidades electorales de la oposición.

"La OEA está condenando enérgicamente la amenaza de (Daniel) Ortega a la celebración de elecciones libres y justas en Nicaragua, que esencialmente impide que los candidatos de la oposición se postulen para cargos públicos. Ortega está destrozando toda la credibilidad que le queda", afirmó anoche Trujillo en Twitter.

En un comunicado publicado el lunes, Almagro expresó su "profunda preocupación" por la decisión de la mayoría sandinista que controla la Asamblea Nacional de Nicaragua (Parlamento) de aprobar la controvertida legislación.

La "Ley de defensa de los derechos del pueblo a la independencia, la soberanía y autodeterminación para la paz" inhibirá las candidaturas de aquellos nicaragüenses que aplaudan la imposición de sanciones contra el Estado y sus ciudadanos, que además serán considerados "traidores a la patria".

Con este acto, Almagro consideró que el Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, está negando a su pueblo "el derecho a elegir libremente a sus representantes, transformando los comicios de 2021 en una imposición en lugar de una elección".

Además, argumentó que la legislación "en un claro atentado a los principios básicos de un estado democrático, de acuerdo a lo establecido en la Carta Democrática Interamericana".

"En efecto, el intento de concurrir a elecciones impidiendo la participación de quienes legítimamente se ubican en oposición al gobierno, es un atentado a derechos fundamentales consagrados en los instrumentos internacionales de derechos humanos", afirmó el secretario general de la OEA.

Por ello, Almagro pidió a Ortega que derogue la legislación y afirmó que la OEA está preparada para asesorarle en la celebración de elecciones libres, justas y transparentes.

El pasado octubre, 20 de los 34 miembros activos de la OEA aprobaron una resolución para exigir a Ortega que reformara el sistema electoral antes de las elecciones, algo que el Ejecutivo nicaragüense rechazó al considerarlo otro intento "injerencista" de Washington en la política interna de su país.

Las elecciones de Nicaragua el 7 de noviembre de 2021 serán las primeras que celebra el país después de la ola de manifestaciones de 2018, que comenzaron por unas reformas en el seguro social y desembocaron en protestas contra el Gobierno con cientos de muertos, presos y desaparecidos, además de miles de nicaragüenses en el exilio.

(c) Agencia EFE