EE.UU. presiona sin éxito en la ONU para endurecer las sanciones a Corea del Norte

·2  min de lectura

Naciones Unidas, 11 may (EFE).- Estados Unidos presionó este miércoles al resto de miembros del Consejo de Seguridad de la ONU para que accedan a endurecer las sanciones contra el Gobierno de Corea del Norte tras sus últimos ensayos con misiles, pero se encontró nuevamente con la negativa de Rusia y China.

Tanto Moscú como Pekín, que tienen poder de veto, se mostraron muy claros en su rechazo a las propuestas estadounidenses durante una reunión pública del Consejo de Seguridad convocada en respuesta a los lanzamientos de varios misiles balísticos llevados a cabo por Pionyang durante este mes de mayo.

La delegación rusa subrayó que "las sanciones y la presión" no van a solucionar la situación en la península coreana y dijo a Washington que no se puede esperar que Corea del Norte opte por un desarme unilateral sin una negociación en la que Estados Unidos también acepte ciertos compromisos.

"Estados Unidos tiene la llave para acabar con el bloqueo. Debe tomar medidas concretas para responder a las legítimas preocupaciones de Corea del Norte y crear las condiciones para una pronta vuelta al diálogo", señaló el embajador chino, Zhang Jun.

El representante de Pekín rechazó con claridad la propuesta estadounidense para reforzar el actual régimen de sanciones, un proyecto que Washington aspira a someter a votación este mismo mes.

La iniciativa está abocada al fracaso con el "no" de Rusia y China, que de hecho han planteado reducir los castigos para tratar de incentivar un diálogo.

En su discurso en la reunión de hoy, la embajadora estadounidense, Linda Thomas-Greenfield, insistió en que el Consejo de Seguridad tiene la "responsabilidad" de responder con medidas a los ensayos con misiles norcoreanos, que violan varias resoluciones aprobadas por el propio órgano.

Según Thomas-Greenfield, el "silencio" que ha guardado el Consejo en los últimos meses por la postura de dos de sus miembros -en referencia a Rusia y China- está siendo interpretado por el régimen de Kim Jong-un como un "permiso" para continuar con sus "amenazas".

La diplomática estadounidense insistió en que se deben reforzar las sanciones para enviar un claro mensaje a Pionyang y reclamó a todos los miembros apoyo para la resolución que prepara su país, un texto cuya negociación está en su fase final, según dijo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.