EE.UU..: pensó que era una "Criada" a punto de suicidarse y llamó al 911: era una sombrilla

LA NACION

Cassey McCormick vio desde la ventana de su departamento en Nueva York, a lo lejos, en la terraza de un edificio, a una mujer disfrazada de "criada escarlata" -personaje de la novela El cuento de la criada- que estaba a punto de saltar al vacío.

Conmocionada con esa imagen y a fin de evitar el acto suicida, la joven llamó desesperada a la policía. Cuando los agentes llegaron al lugar, encontraron que la mujer, vestida de túnica roja y cofia blanca, era en realidad una sombrilla. La protagonista de este bizarro equívoco subió su historia a Twitter y al poco tiempo se volvió viral.

Más allá de la confusión, encontrar a una mujer disfrazada como las protagonistas de la novela escrita por la canadiense Margaret Atwood-que se convirtió también en una serie de Netflix- no es tan extraño por estos días en los Estados Unidos.

Sucede que hace unos meses, y con el avance del movimiento #MeToo y el cuestionamiento por los recientes retrocesos en el derecho al aborto en dicho país, se multiplican las manifestaciones de protesta con mujeres vestidas de esa forma.

El martes pasado, por caso, en varias ciudades estadounidenses, mujeres ataviadas con la túnica escarlata y la cofia blanca manifestaron en varias ciudades estadounidenses para denunciar nuevas leyes en varios estados que suprimen o limitan drásticamente el derecho al aborto.

En El cuento de la criada, Estados Unidos es una dictadura religiosa que transforma a las mujeres en esclavas sexuales, y se institucionaliza la violación.

Fue en este contexto que Casey McCormick, una joven actriz, creyó ver ayer a una "criada escarlata" dispuesta a suicidarse, en lo alto de un edificio situado en la esquina de Park Avenue y la calle 27, explicó un vocero de la policía de Nueva York.

Tras su llamada de emergencia, dos agentes subieron al techo y encontraron no una mujer en crisis, sino una sombrilla, roja como las túnicas de las criadas, y con una punta blanca como las cofias.

Casey McCormick relató su error publicando dos fotos en Twitter: una que muestra la lejana silueta roja, otra con un sonriente policía sujetando la sombrilla.

Su tuit se tornó viral, con más de 235.000 "likes" y 71.000 retuits este miércoles.

La policía de Nueva York, que usa bastante el humor en Twitter, también retuiteó su mensaje, con el agregado del texto: "Blessed be the umbrella", "Bendita sea la sombrilla". Un guiño a la serie televisiva, donde los saludos en forma de bendiciones religiosas son de rigor.

Información de AFP