EE.UU. podría tener la pandemia bajo control para la primavera de 2022

·4  min de lectura

Washington, 24 ago (EFE).- Estados Unidos podría tener la pandemia de la covid-19 bajo control para la primavera de 2022 (marzo-junio) si se incrementa el ritmo de vacunación, afirmó este martes el principal epidemiólogo del Gobierno estadounidense, Anthony Fauci.

"Si pasamos el invierno, creo que podríamos conseguirlo en la primavera de 2022", dijo Fauci en una entrevista con NBC News.

Consideró, sin embargo, que controlar la expansión del virus está "en las manos" de Estados Unidos, donde la variante delta ha provocado un pico de hospitalizaciones, pero donde muchos aún rechazan vacunarse guiados por teorías conspiratorias.

Pese a la desinformación, Fauci cree que el porcentaje de la población vacunada aumentará en los próximos meses a medida que reciban la aprobación plena las vacunas de Moderna y Johnson & Johnson, que se han estado administrando con una autorización provisional por la situación de emergencia sanitaria.

En concreto, un 30 % de los estadounidenses que no se han vacunado dijeron que lo considerarían una vez que las vacunas recibieran la aprobación total, según encuestas de la organización sin ánimo de lucro Kaiser Family Foundation (KFF) y a cuyos datos aludió Fauci.

Justo este lunes, el ente regulador de EE.UU.-la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, en inglés)- dio su autorización final a la vacuna de Pfizer, que ahora se llamará Comirnaty y que se convirtió en el primer suero de este tipo en recibir el sello final de aprobación.

VACUNACIÓN CON EL EMPLEO COMO INCENTIVO

De esa forma, Fauci espera que ahora haya mayor "entusiasmo" en las empresas, universidades y entidades públicas para exigir prueba de vacunación contra la covid-19.

En el caso del sector privado, en las últimas horas, Disney World llegó a un acuerdo con los sindicatos para exigir a 40.000 trabajadores un comprobante de inoculación.

Lo mismo ocurrió con la cadena de farmacias CVS, que dio a sus farmacéuticos hasta el 30 de noviembre para vacunarse; y también con Chevron, que exigirá estar inmunizado al personal que viaja internacionalmente, así como a parte de sus empleados en el Golfo de México.

Asimismo, en el sector público, la ciudad de Nueva York y su vecino estado de Nueva Jersey anunciaron el lunes que exigirán prueba de vacunación a todos los empleados de escuelas públicas, desde profesores hasta conserjes.

El Pentágono anunció a principios de agosto que la vacunación era obligatoria para todos sus soldados, pero ayer lo reiteró tras la aprobación del suero de Pfizer por la FDA.

Además, este martes, la prestigiosa Asociación Médica Estadounidense (AMA, por sus siglas en inglés) urgió a más entidades a exigir vacunación a sus empleados para controlar la pandemia y advirtió que, de no hacerlo, el mundo podría quedarse "atrapado luchando contra este virus durante muchos meses o incluso en los próximos años".

Actualmente, en Estados Unidos, donde viven unos 320 millones de personas, más de 171 millones se han vacunado, lo que representa el 51,5 % de toda la población, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

LOS MÁS PEQUEÑOS SIN VACUNA HASTA FINALES DE 2021

Entretanto, los menores de 12 años siguen sin poder acceder a ninguna vacuna y probablemente seguirán sin poder hacerlo hasta finales de 2021, según el director de los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. (NIH, en inglés), Francis Collins.

"Tengo que ser honesto, no veo una aprobación para niños de entre 5 y 11 años para antes del final de 2021", señaló Collins en una entrevista en la radio pública NPR.

Asimismo, explicó que Pfizer y Moderna aún están recolectando datos de sus ensayos clínicos para averiguar, entre otras cosas, si los menores deben recibir una dosis más pequeña que la de los adultos.

Ese grupo de menores entre 5 y 11 años, aunque también entre 12 y 18, es uno de los más afectados por las nueva ola de la covid-19 en Estados Unidos, alimentada por la variante delta y que está afectando especialmente a los estados del sur y el medio oeste con menores tasas de vacunación.

Por ejemplo, este martes, Arkansas anunció que ya no tiene camas disponibles en las unidades de cuidados intensivos, mientras que el gobernador de Georgia, el republicano Brian Kemp, ordenó desplegar a 100 reservistas de la Guardia Nacional a 20 hospitales del estado para ayudar en lo que puedan.

DELTA HACE QUE MÁS GENTE SE VACUNE

Pese a que ya es muy tarde para algunos, la agresividad de la variante delta ha hecho que muchos corran a vacunarse en las últimas semanas, apuntó este martes en una rueda de prensa el coordinador de la respuesta de la Casa Blanca para la covid-19, Jeff Zients.

En concreto, según Zients, el ritmo de inoculaciones se ha incrementado un 70 % desde mediados de julio.

De media, unos 450.000 estadounidenses están recibiendo su primera dosis cada día, un notable incremento con respecto a los 260.000 del mes anterior.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.