EE.UU. dijo que Nicaragua es una dictadura y buscará una condena en la OEA

·4  min de lectura
Joe Biden durante un discurso en la Casa Blanca
ROBERTO SCHMIDT

WASHINGTON.- Estados Unidos dijo que Nicaragua es una dictadura, anticipó que buscará formar una “coalición amplia” de países en la región para exigir la restauración de la democracia, y está evaluando la imposición de nuevas sanciones al régimen de Daniel Ortega luego de las elecciones presidenciales que fueron tildadas como una “farsa” y provocaron una amplia condena internacional.

Es una dictadura. Y es una dictadura, es una autoridad que carece de cualquier mandato democrático”, dijo Ricardo Zúñiga, secretario Adjunto Principal de la Oficina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, en una conferencia telefónica con periodistas de la región.

“Estos últimos comicios representaban las elecciones en Nicaragua que iban a dar la oportunidad a los nicaragüenses a definir su gobierno y quién iba a liderar al país. Como estos comicios no tienen credibilidad como ejercicio democrático no se puede decir que las personas supuestamente elegidas bajo ese proceso pueden ser considerados como los lideres elegidos por los nicaragüenses. Que están en el poder, nadie lo puede negar. Que sea una dictadura, tampoco se puede negar”, completó.

Zúñiga, quien se desempeña como enviado Especial del presidente Joe Biden para los países del Triángulo Norte en América Central, dijo que Estados Unidos se propone forjar “una coalición amplia” de países para apoyar la democracia y buscar a una resolución que establezca un proceso para la adopción de medidas adicionales al amparo de la Carta Democrática Interamericana” en la Organización de Estados Americanos (OEA), cuya asamblea general comenzará mañana.

“Los países de la OEA deben exigir juntos la restauración de la democracia en Nicaragua y la liberación inmediata e incondicional de los presos p olíticos detenidos por ejercer sus derechos humanos”, afirmó el funcionario.

Zúñiga dijo que luego de las elecciones, que la Casa Blaca consideró que no fueron justas, libres o democráticas, y definió como una “pantomina”, Nicaragua pasó ser una democracia frágil a convertirse en un “régimen completamente autocrático”. El funcionario mencionó la bajísima participación del 20% como una evidencia de que el pueblo nicaragüense no gozó de elecciones libres. Durante la campaña, Ortega encarceló a casi 40 opositores políticos a los que acusó de “traición” y de “menoscabar la soberanía del país”.

Al responder una pregunta sobre la postura de los gobiernos que evitaron condenar los comicios en Nicaragua, como fue el caso de la Argentina, Zúñiga dijo que había quedado claro que las elecciones carecieron de legitimidad y lo importante era “preguntarle a esos gobiernos” una explicación.

Llamado de Almagro

El llamado de Estados Unidos a enarbolar una fuerte condena al régimen de Ortega en la OEA llegó luego de que el secretario general del organismo, Luis Almagro –cuya gestión ha sido muy cuestionada por el Frente de Todos en la Argentina– dijo en la misma línea que la elección en Nicaragua había sido “ilegítima”, y convocó a los países de la región “a responder a esta clara violación de la Carta Democrática” durante la próxima asamblea.

La situación en Nicaragua será el principal tema que tratará la asamblea general de la OEA, que ya ha emitido dos resoluciones condenando las violaciones de derechos humanos por parte del régimen sandinista. La OEA exigió la liberación de los casi 40 presos políticos que fueron detenidos en la ola represiva ordenada por Ortega para sofocar la oposición política a su gobierno.

La Argentina hasta el momento se ha abstenido, junto con México y otros países, a condenar cualquier violación de derechos humanos a través de una resolución de la OEA, ya sea en Nicaragua o en Venezuela. A la hora de justificar esas abstenciones, el gobierno de Alberto Fernández argumentó malestar con la conducción de Almagro, además de esgrimir el principio de “no injerencia” en los asuntos de otros país, una explicación la responsabilidad que le cabe a los países de la región de defender la democracia y los derechos fundamentales cuando un gobierno en la región deriva hacia los abusos de poder.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.