EE.UU: dos jóvenes mujeres se disfrazaron de abuelitas para darse la vacuna

·2  min de lectura
En Miami se instalaron móviles de testeos gratuitos
En Miami se instalaron móviles de testeos gratuitos

MIAMI.- Muchos hombres y mujeres entrados en años quieren parecer más jóvenes de lo que son. Pero la pandemia puso al mundo patas arriba y sucedió exactamente lo contrario en Florida, donde dos mujeres se hicieron pasar por inocentes abuelitas para recibir la vacuna contra el coronavirus.

Si bien el truco no funcionó, el caso expuso los recursos ilimitados de la imaginación puestos al servicio de una desesperada salida de la pandemia que tiene a Estados Unidos como víctima número uno del mundo. Y reveló asimismo una nueva modalidad de sacar ventaja en medio de la catástrofe, cuando las cifras de muertos y casos sin embargo empiezan a mejorar.

Vacunagate: el tráfico de influencias para vacunarse, un escándalo que ya agita a Perú

Raúl Pino, director del Departamento de Salud de Florida en el condado de Orange, dijo en declaraciones difundidas en medios locales que dos mujeres jóvenes llegaron a un centro de vacunación “vestidas como abuelas”, con gorros, anteojos y guantes propios de la tercera edad.

Las dos farsantes llegadas al Orange County Convention Center tenían tarjetas de vacunación válidas de la primera dosis, lo que reveló el éxito obtenido en una primera incursión bajo sus nuevos disfraces.

El doctor Pino señaló en rueda de prensa que no sabía cómo las mujeres pasaron el proceso de vacunación la primera vez, pero insinuó que en este segundo paso había un problema con la identificación de una de ellas. “Este es el producto más candente que existe en este momento”, dijo sobre la vacuna contra el Covid-19. “Tenemos que tener mucho cuidado con los fondos y los recursos que se nos proporcionan”, añadió.

La oficina del alguacil del condado identificó a las mujeres como Olga Monroy-Ramirez, 44, y Martha Vivian Monroy, 34. Tras comprobarse la irregularidad, ambas fueron rechazadas pero no se presentaron cargos.

La situación recuerda el escándalo por el “turismo de vacunas” que benefició a extranjeros viajados expresamente a Florida para hacerse dar la vacuna, una polémica que benefició también a turistas argentinos.

EE.UU.: los científicos buscan predecir pandemias como se hace con los tornados

De acuerdo con las autoridades, ha habido casos de personas que se hicieron pasar por lo que no eran para recibir una dosis, y agregó que esas distorsiones probablemente hayan sido “más altas de lo que sospechamos”.

El condado aumentó la seguridad en el centro de vacunación para “disuadir cualquier posible mala intención que alguien pueda tener”, dijo Pino.