EE.UU. frena una declaración del Consejo de Seguridad de la ONU ante los choques en Oriente Medio

·3  min de lectura

Naciones Unidas, 12 may (EFE).- Estados Unidos frenó este miércoles una posible declaración del Consejo de Seguridad de la ONU en respuesta a los choques entre israelíes y palestinos, que fueron discutidos de urgencia y a puerta cerrada por los 15 miembros de este órgano.

Según fuentes diplomáticas, EE.UU. se opuso a una propuesta presentada por otros países al considerar que no sería útil para rebajar la tensión, por lo que hasta el momento el Consejo de Seguridad oficialmente sigue guardando silencio sobre la última crisis en Oriente Medio.

Ello a pesar de que algunos Estados miembros han urgido públicamente a una respuesta consensuada, como hicieron hoy Irlanda, que defendió que el máximo órgano de decisión de la ONU debe condenar la violencia contra civiles cometida por todas las partes y exigir un alto el fuego inmediato, o China, que defendió la importancia de que el Consejo hable "con una sola voz".

Ante la falta de acuerdo, los países de la Unión Europea que se sientan actualmente en el Consejo (Francia, Estonia e Irlanda), junto a Noruega, emitieron una declaración por su cuenta en la que condenaron los ataques contra localidades israelíes lanzados desde Gaza y consideraron también "inaceptables" los altos números de víctimas civiles, incluidos niños, en los ataques de Israel.

Las naciones europeas mostraron también su preocupación por el posible desahucio de familias palestinas en Jerusalén Este, que estuvo en el origen de la escalada de la tensión, y exigieron a Israel el cese de las actividades de asentamientos, demoliciones y desahucios en los territorios ocupados.

"La actual escalada de la violencia muestra la necesidad urgente de dar respuesta a las causas de raíz que llevaron a esta situación. La paz y la seguridad solo pueden lograrse por acuerdo", señalaron.

China, mientras, condenó en un comunicado de su misión ante la ONU la "violencia contra civiles" y llamó "a todas las partes relevantes, especialmente a Israel, a ejercer contención".

El Consejo de Seguridad, que ya había celebrado unas primeras consultas sobre la violencia entre israelíes y palestinos el lunes, volvió a reunirse a puerta cerrada este miércoles a petición de Noruega, Túnez y China.

En la cita, celebrada por videoconferencia, participó el enviado de la ONU para Oriente Medio, Tor Wennesland, quien advirtió que la situación se ha convertido ya en la mayor escalada en años, según el portavoz de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric.

"Estamos muy preocupados por el creciente número de víctimas civiles tanto en Gaza como en Israel y muy tristes por las muertes de niños en Gaza", señaló Dujarric, que repitió el llamamiento de la ONU a Hamás y otros grupos para que detengan inmediatamente los ataques contra centros de población civil.

"Reconociendo las legítimas preocupaciones de seguridad de Israel, el señor Wennesland también reiteró que las autoridades israelíes deben cumplir con sus responsabilidades bajo la ley internacional y que las fuerzas de seguridad israelíes deben ejercer máxima contención y calibrar el uso de la fuerza", añadió el portavoz.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.