EE.UU. evalúa romper con sus medios técnicos el bloqueo de internet en Cuba

·2  min de lectura
Un hombre mira su teléfono celular mientras otros esperan en fila en una tienda en La Habana, Cuba
Un hombre mira su teléfono celular mientras otros esperan en fila en una tienda en La Habana, Cuba

WASHINGTON.- La administración de Joe Biden está evaluando si tiene la capacidad tecnológica para restablecer la conexión a internet en Cuba, que el régimen ha cortado tras las movilizaciones del pasado domingo, según afirmó el presidente norteamericano durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca con motivo de la visita de la canciller alemana, Angela Merkel.

Biden calificó Cuba de “Estado fallido” que está “reprimiendo a la población” y explicó que Washington está dispuesto enviar vacunas al país caribeño para aliviar los padecimiento de la población, pero solo con la garantía de que una agencia internacional gestione la distribución. En la misma línea de desconfianza hacia el régimen, explicó que no autoriza el envío de remesas por el riesgo de que las autoridades las confisquen.

“El desastre es muy superior al de 2001”: la angustia de una familia argentina atrapada en el caos de Sudáfrica

“Han cortado el acceso a Internet, estamos considerando si tenemos la capacidad tecnológica para restaurar ese acceso”, señaló Biden. El presidente fue preguntado por su opinión sobre el socialismo, término que en Estados Unidos se asocia al comunismo, aunque el ala izquierda del Partido Demócrata defiende a veces en su versión democrática.

“El comunismo es un sistema fallido y no creo que el socialismo sea un sustituto muy útil, pero esa es otra historia”, respondió. Por otra parte, descartó enviar tropas a Haití, otro país con graves turbulencias tras el asesinato de su presidente, más allá de los efectivos necesarios para proteger la embajada. “No está en la agenda”, dijo, pese a que el Gobierno interino lo ha pedido para evitar el caos en el país.

Varios policías vigilan cerca del Capitolio Nacional en La Habana, Cuba, el miércoles 14 de julio de 2021, unos días después de intensas manifestaciones. (AP Foto/Eliana Aponte)
Varios policías vigilan cerca del Capitolio Nacional en La Habana, Cuba, el miércoles 14 de julio de 2021, unos días después de intensas manifestaciones. (AP Foto/Eliana Aponte)


Varios policías vigilan cerca del Capitolio Nacional en La Habana, Cuba, el miércoles 14 de julio de 2021, unos días después de intensas manifestaciones. (AP Foto/Eliana Aponte)

Washington y Berlín abrieron este jueves una nueva etapa de su relación con la visita de Merkel a la Casa Blanca. Se trata de la primera con Joe Biden como presidente de Estados Unidos y, muy probablemente, la última de Merkel al frente de la gran potencia europea, pero, a pesar de esa sensación de eventualidad, el marco en el que ambos países se van a desenvolver ha quedado dibujado. Sin las tiranteces de trato de su predecesor, el republicano Donald Trump, Biden aprovechó el encuentro para pedir a Alemania más mano dura ante China y para reiterar su preocupación por el proyecto de gaseoducto Nord Stream 2, que aumentará notablemente la dependencia energética de los germanos respecto a Rusia.

El País, SL

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.