EE. UU. devuelve la inmunidad a Sudán a excepción de demandas por el 11S

Agencia EFE
·3  min de lectura

Jartum, 22 dic (EFE).- Estados Unidos devolvió hoy la inmunidad soberana a Sudán ante los tribunales estadounidenses después de que el Congreso aprobara la legislación que, sin embargo, todavía permite a las familias del 11S interponer demandas judiciales contra el país africano, informó hoy el Ministerio de Justicia sudanés.

"Con la entrada en vigor de la legislación aprobada, Sudán será un país con total inmunidad soberana ante cualquier demanda judicial futura", indicó el departamento sudanés en un comunicado.

La ley ha sido aprobada después de que el pasado día 14 EE. UU. retirara oficialmente a Sudán de la lista de países patrocinadores del terrorismo, en la que figuraba desde 1993 por el apoyo durante el régimen del expresidente Omar al Bashir a figuras como el fundador de Al Qaeda, Osama bin Laden.

Pero a pesar de que Sudán recupere su inmunidad, los familiares de las víctimas de los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001 pueden interponer demandas judiciales contra el país africano, en virtud de la Ley de Terrorismo.

Durante las negociaciones entre Jartum y Washington, las autoridades sudanesas pidieron que, tras la salida de la lista negra, las demandas al país por el 11S se enmarcaran en ley de "Justicia Contra los Patrocinadores del Terrorismo" (JASTA), pero este punto no fue aprobado.

La JASTA permite a los tribunales federales estadounidenses juzgar a otras naciones por la ayuda en acciones terroristas contra EE .UU., independientemente de si el país acusado forma parte de su lista oficial de Estados que apoyan el terrorismo.

Aun así, el Ministerio de Justicia sudanés apuntó que el hecho que Sudán haya recuperado su inmunidad soberana "ofrece protección global contra cualquier demanda futura" y que "elimina todas las otras demandas presentadas" contra el país africano.

Con la aprobación de esta ley, Jartum desbloqueará los 335 millones de dólares que depositó en una cuenta de garantía conjunta para compensar a las familias de las víctimas terrorismo, una acción que estaba sujeta a la recuperación de la inmunidad de Sudán.

Los tribunales de EE. UU. han responsabilizado a Sudán de ser cómplice de los ataques de Al Qaeda contra las embajadas estadounidenses de 1998 en Kenia y Tanzania, y del bombardeo del destructor USS Cole en 2000 en aguas del golfo de Adén.

"Sudán está listo para comparecer ante los tribunales de EE. UU., y a defenderse ante las denuncias actuales y justificar su desvinculación de los hechos del 11S y su inocencia de las acusaciones sin fundamento", apunta la nota del departamento de Justicia sudanés.

Asimismo, la nota añade que Estados Unidos aprobó el pago de "931 millones de dólares" en concepto de "ayuda económica bilateral directa para apoyar la economía de Sudán", una medida que el Ministerio de Justicia agradeció.

El Gobierno sudanés necesitaba salir de la lista para poder acceder a la ayuda de los organismos multilaterales de crédito en medio de una profunda crisis económica que amenaza todo el proceso de transición, iniciado tras el derrocamiento de Al Bashir en abril de 2019.

El presidente estadounidense, Donald Trump, prometió a Sudán la salida de la lista negra a cambio del pago de las compensaciones a las víctimas del terrorismo, mientras que también anunció la normalización de relaciones entre sudaneses e israelíes, algo que Jartum ha confirmado posteriormente que está ligado a la salida de la lista de países patrocinadores del terrorismo.

(c) Agencia EFE