EE. UU.: Departamento de Justicia dio más detalles sobre el material incautado en casa de Trump

·2  min de lectura
© Jon Elswick / AP

El inventario expuso el contenido de 33 cajas confiscadas en Mar-a-Lago durante la búsqueda del pasado agosto. En el mismo aparecen carpetas vacías, registros sin identificación y documentos que estaban ocultos entre objetos viejos, como periódicos. “El equipo de investigación continuará utilizando y evaluando los materiales incautados a medida que toma más medidas de investigación”, manifestaron desde el Departamento de Justicia.

Este viernes, 2 de septiembre, el Departamento de Justicia de Estados Unidos brindó un inventario más detallado sobre los materiales encontrados en la casa que el expresidente Donald Trump posee en Florida y que se hicieron públicos la semana anterior.

Los agentes del FBI que hicieron la requisa en la mansión de Mar-a-Lago del magnate el mes pasado dieron con registros ultrasecretos en una oficina, en depósitos junto a otras carpetas vacías con el rótulo de "clasificado" y más de 10.000 registros gubernamentales sin distinción.

Dentro de esta exposición, que no especifica el contenido de cada uno de los documentos, se reveló que varios archivos intentaron esconderse en cajas junto a periódicos, revistas y ropa antigua.

En Mar-a-Lago, donde no había un lugar seguro para secretos confidenciales del Estado, se hallaron 43 carpetas vacías rotuladas como clasificadas junto a otras 28 etiquetadas con la frase “devolver al secretario del personal”.

No obstante, no está claro por qué las cajas estaban huecas ni qué sucedió con el contenido de las mismas.

Las revelaciones se hicieron en el marco de la investigación que se sucede en las últimas semanas

Otro de los puntos que quedan confirmados es que dentro del material recuperado hay elementos gubernamentales no clasificados a pesar de que estos debían ser entregados a la Administración Nacional de Archivos y Registros.

El Departamento de Justicia publicó el relevamiento en el marco de una investigación criminal enfocada en la retención de archivos y en los intentos de obstrucción para que la causa no avance.

Además, están profundizando sobre posibles violaciones de un estatuto separado que tipifica como delito la mutilación u ocultamiento de registros gubernamentales, sean clasificados o no.

Por su parte, las agencias de inteligencia estudian el daño potencial que pudo ocurrir por el mal manejo de la información clasificada, en tanto que un juez evalúa la posibilidad de nombrar a un experto legal externo para revisar los registros.

Este viernes, desde Justicia también se explicó que examinaron los registros y separaron aquellos con marcas clasificadas para que se sometan al protocolo y procedimiento correspondiente.

“Los materiales incautados seguirán utilizándose para promover la investigación del Gobierno, y el equipo de investigación continuará utilizando y evaluando los materiales incautados a medida que toma más medidas de investigación, como entrevistas de testigos adicionales y la práctica del gran jurado”, afirmó el Departamento.

Con AP