EE.UU. cree que un adenovirus "pudo causar" los casos de hepatitis infantil grave

·2  min de lectura

Washington, 29 abr (EFE).- Los estadounidenses Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) creen que un adenovirus "pudo causar" los nueve casos de hepatitis infantil grave registrados en Alabama, el estado desde donde se han levantado las alarmas sobre esta enfermedad.

En un estudio dado a conocer este viernes, los CDC indicaron que, pese a que es posible que un adenovirus sea el motivo de la hepatitis infantil grave en Alabama, dado que los pacientes dieron positivo en las pruebas para detectar este virus, no descartan otros factores que están investigando.

Lo que sí que han determinado es que la enfermedad no fue ocasionada por el virus de la hepatitis A, B o C, ni por una infección de SARS-Cov-2 que origina la covid-19.

También han descartado que se trate de una hepatitis autoinmune o de la enfermedad de Wilson (un trastorno hereditario que provoca una acumulación excesiva de cobre en los órganos).

El tipo de adenovirus que se encontró en la mayor parte de los pacientes es el 41, que se contagia principalmente por la vía oral-fecal, afecta sobre todo al intestino y es una causa común de gastroenteritis aguda, con diarrea, fiebre y síntomas respiratorios.

Los CDC han llevado a cabo este estudio sobre la información que han recibido de 9 casos de hepatitis infantil grave en menores de entre 1 y 6 años —7 de ellos niñas— desde el otoño pasado en Alabama, de los cuales algunos mostraron una insuficiencia hepática aguda.

Todos ellos se han recuperado, pese a que dos han tenido que ser sometidos a un trasplante de hígado.

El informe de los CDC se centra en Alabama, dado que es donde se levantaron las alarmas en EE.UU. sobre la hepatitis infantil grave que ha aparecido también en otros países del mundo.

La semana pasada, los CDC emitieron una alerta aconsejando a los médicos de EE.UU. que se fijen en los casos de hepatitis que sean poco habituales.

Actualmente, más de una decena de casos se están investigando en ocho estados: Delaware, Luisiana, Illinois, Carolina del Norte, Nueva York, Georgia, Tennessee y Wisconsin (en este último se están estudiando la muerte de un menor).

Hasta el momento, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se han confirmado al menos 169 casos de hepatitis infantil aguda de origen desconocido en 11 países, uno de ellos mortal.

La mayoría de los casos se han registrado en Europa, salvo 9 confirmados en Estados Unidos y 12 en Israel. El Reino Unido es el que más ha reportado (114), seguido de España (13), indicó la OMS en un comunicado emitido el 23 de abril.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.