EE.UU. comienza la distribución de la vacuna de Moderna contra el coronavirus

LA NACION
·3  min de lectura

NUEVA YORK.- La primera inyección de la vacuna Moderna en Estados Unidos se aplicará este lunes, según anunció Moncef Slaoui, jefe de Operation Warp Speed -el ente para facilitar y acelerar el desarrollo, la fabricación y la distribución de vacunas-, en el arranque de la segunda semana de inoculaciones en el país.

El proceso de distribución de la vacuna, aprobada días atrás por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), está en marcha y el objetivo es distribuir 5,9 millones de dosis la próxima semana, que se suman a más 2 millones de dosis de la vacuna Pfizer.

Estados Unidos tendrá así en marcha esta semana el proceso de vacunación con dos antídotos, el de Pfizer y el de Moderna.

Mutación del coronavirus: qué se sabe de la nueva variante del virus detectada en Reino Unido

El general del ejército estadounidense, Gustave Perna, dijo que el sábado comenzó la distribución de la vacuna contra de Moderna en más de 3700 localidades en Estados Unidos, ampliando enormemente el despliegue iniciado la semana pasada por la de Pfizer.

"Moderna ya trasladó las vacunas de sus plantas de fabricación a los almacenes operados por el distribuidor McKesson Corp, donde el sábado se empaquetaban en contenedores y se cargaban en camiones", detalló Perna durante una conferencia de prensa. "Los camiones salieron este el domingo y los envíos comenzarán a llegar a los proveedores de atención médica el lunes", agregó.

La semana pasada Moderna anunció que el Gobierno de Estados Unidos ha comprado otros 100 millones de dosis de su vacuna, por lo que el número total que ha adquirido de esta compañía asciende a 200 millones. La primera mitad será entregada durante el primer trimestre del año entrante, mientras que la restante arribará a lo largo del segundo.

Además, señaló que Estados Unidos tiene la opción de comprar otras 300 millones de dosis de la llamada mRNA-1273 si lo desea en el futuro, como parte de la llamada operación lanzada por el Gobierno de Donald Trump.

La vacuna de Moderna requiere dos inyecciones, con 28 días de diferencia, para preparar el sistema inmunológico lo suficientemente bien para combatir el coronavirus. Pero debido a que la vacuna es tan nueva, los investigadores no saben cuánto tiempo puede durar su protección.

Un estudio preliminar mostró que la vacuna de Moderna proporciona protección durante al menos tres meses. No se requiere dilución con solución salina.

Estados Unidos encara ahora la segunda semana de un masivo programa de inmunización contra el coronavirus, que ha matado a casi de 313.000 estadounidenses.

Hasta la fecha, Moderna ha firmado acuerdos para vender 200 millones de dosis de su vacuna a Estados Unidos con opción a otros 300 millones; 80 millones a la Unión Europea con opción a otros 80 millones; 50 millones a Japón; 40 millones a Canadá con opción a otros 16 millones; 7,5 millones a Suiza, siete millones al Reino Unido, seis millones a Israel, y seis millones a Qatar.

La Agencia Europea de Medicamentos, por su parte, anunciará si aprueba la vacuna de Moderna el 6 de enero.

El titular de Salud del Gobierno de Trump, Alex Azar, dijo esta semana que el país planea tener al menos 900 millones de dosis de la vacuna hasta el año que viene y podría aumentar esa cifra hasta 3000 millones, lo que le garantiza notables "excedentes" que planea compartir con sus aliados en el mundo.

Sin embargo, al contrario que China y otras potencias, Estados Unidos no forma parte de la plataforma Covax impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar un acceso global y en términos de igualdad a las vacunas.

Agencia ANSA