EE.UU: Cerca del fin demandas contra ejecución del censo

MIKE SCHNEIDER
·2  min de lectura
ARCHIVO - En esta foto del 25 de junio del 2020, dos niños llevan carteles que aluden al Censo de 2020 en Estados Unidos. (AP Foto/Tony Gutierrez)

Dos demandas contra la ejecución por el gobierno de Trump del Censo del 2020 en Estados Unidos se acercaban a su fin esta semana, ante cambios decretados por el presidente Joe Biden desde que llegó a la Casa Blanca en enero.

Un grupo formado principalmente por activistas hispanos y asiáticos que demandó al gobierno de Trump ante una corte federal en Maryland pidió el miércoles que se desestimase la causa. Su demanda cuestionó órdenes del presidente Donald Trump que le instruyeron al Buró del Censo que recolecte información de ciudadanía sobre cada residente en Estados Unidos, usando documentos administrativos y también trató de excluir a personas ilegalmente del país del conteo poblacional usado para distribuir los escaños de la Cámara de Representantes entre los estados.

Los activistas dijeron que las órdenes de Trump violaban los derechos constitucionales de hispanos, asiático-estadounidenses y no ciudadanos estadounidenses.

Biden rescindió ambas órdenes en uno de sus primeros actos presidenciales. El gobierno de Biden ha frenado gestiones para producir datos a nivel de barrios que mostrasen la ciudadanía y edad de votación de la población y se está tomando el tiempo necesario para asegurarse de que no haya problemas con la calidad de datos del Censo del 2020, dijeron los grupos hispanos y asiáticos en documentos en las cortes.

“Los demandantes han concluido que sus reclamos en el caso están resueltos”, dijeron en los documentos.

En una demanda federal separada en San José, California, una coalición de grupos de derechos civiles y gobiernos locales que demandó al gobierno de Trump por esfuerzos para concluir adelantadamente el conteo del censo en el país dijo esta semana que está logrando “avances significativos” hacia la resolución de la causa. Tanto la coalición como los abogados del gobierno le pidieron a un juez el jueves que les diese dos semanas más para llegar a una solución.