Los nuevos acuerdos entre Brasil y EE.UU. le abren paso al libre comercio, según empresarios

Agencia EFE
·4  min de lectura

Río de Janeiro, 19 oct (EFE).- Los nuevos acuerdos de facilitación de comercio y buenas prácticas reguladoras anunciados por Brasil y Estados Unidos le abren camino a la negociación de un acuerdo ambicioso de libre comercio entre ambos países, aseguraron este lunes los industriales brasileños.

"Los nuevos acuerdos son la piedra fundamental para el futuro libre comercio entre los dos países", según un comunicado divulgado por la Confederación Nacional de la Industria (CNI) de Brasil.

"Pese a que no tratan directamente el acceso a los mercados, los acuerdos abordan asuntos de última generación y permiten una economía de costos y la ampliación de competitividad en la relación entre los dos países", agregó la patronal de los industriales.

La conclusión de tales acuerdos fue anunciada por el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en su intervención virtual este lunes en la conferencia de negocios "EEUU-Brazil Connnect Summit", realizada en Sao Paulo y que contó con la participación de Robert O'Brien, asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense, Donald Trump.

El líder ultraderechista brasileño afirmó que representantes de ambos países concluyeron en los últimos días las negociaciones de tres acuerdos demandados por los empresarios, sobre facilitación de comercio, buenas prácticas reguladoras y combate a la corrupción.

"Este paquete triple será capaz de reducir burocracias y generar aún mayor crecimiento en nuestro comercio bilateral, con efectos benéficos también para el flujo de inversiones", aseguró.

"En tan solo dos años los gobiernos concluyeron la negociación de dos acuerdos económicos importantes. Por eso hay una gran expectativa en el sector privado para que iniciemos las negociaciones de acuerdos de libre comercio y eliminación de doble tributación", afirmó el director de Desarrollo Industrial de la CNI, Carlos Eduardo Abijaodi, citado en el comunicado de la patronal.

Según la entidad, antigua defensora del libre comercio con EE.UU., los nuevos acuerdos deben potenciar aún más un intercambio de bienes y servicios entre ambos países, que superó los 100.000 millones de dólares en 2019, así como las inversiones, que llegan a 70.000 millones de dólares de los estadounidenses en Brasil y a los 39.000 millones de dólares de los brasileños en Estados Unidos.

"A pesar de esos valores, hay enormes oportunidades de ampliación de esos flujos", según los industriales brasileños.

ACUERDOS REDUCIRÁN BUROCRACIA Y COSTOS DEL COMERCIO BILATERAL

"La reducción de la burocracia, de los costos de transacción y de los atrasos innecesarios relacionados al flujo comercial de bienes gracias a las medidas de facilitación de comercio acordadas permitirán una mayor competitividad y eficacia en las operaciones comerciales entre ambos países", afirmó la CNI.

Agregó que, por su parte, el establecimiento de buenas prácticas reguladoras reconocidas ofrecerá una mayor transparencia, coherencia y seguridad jurídica a las actividades económicas, "con la consecuente reducción de los costos y el estímulo al crecimiento y a la creación de empleos".

Pese al deseo de los empresarios, el acuerdo de libre comercio entre Brasil y Estados Unidos está limitado por una cláusula del Mercosur, la unión aduanera que el país comparte con Argentina, Paraguay y Uruguay, que establece que cualquier negociación de este tipo tiene que hacerse de forma conjunta.

Por tal limitación, los dos países decidieron iniciar negociaciones sobre los diferentes asuntos no arancelarios que afectan el libre flujo comercial, a la espera de una coyuntura que les permita avanzar en un acuerdo más ambicioso de libre comercio.

Desde que asumió la Presidencia de Brasil, el 1 de enero de 2019, Bolsonaro, un declarado admirador de Trump, ha centrado sus esfuerzos diplomáticos en estrechar su relación con Estados Unidos.

En su pronunciamiento de este lunes, Bolsonaro afirmó que su aproximación a Trump inauguró "una nueva etapa de relación entre las dos mayores economías y democracias del hemisferio".

"La prioridad que Brasil confiere a esta relación es clara y sincera. Desde el inicio de mi Gobierno visité Estados Unidos en cuatro oportunidades y en todas me reuní con el presidente Trump", dijo.

Pese a tales esfuerzos, el comercio entre ambos países entre enero y septiembre de este año, perjudicado por la pandemia del coronavirus, cayó a 33.400 millones de dólares, un 25,1 % menos respecto a los nueve primeros meses de 2019 y el menor nivel de los últimos once años para ese periodo.

(c) Agencia EFE