EE.UU. autoriza los vuelos del Boeing 737 MAX, en tierra desde 2018

LA NACION
·3  min de lectura

WASHINGTON.- Casi dos años después de su inmovilización debido a dos accidentes que dejaron 346 muertos, Estados Unidos autorizó la vuelta a los cielos del Boeing 737 MAX.

"Ha sido un camino largo y agotador hacia esta decisión", dijo Steve Dickson, director de la Agencia Federal de Aviación (FAA), tras dar el visto bueno a un avión que no levanta vuelo desde las dos catástrofes sucedidas en solo cinco meses.

El coronavirus cambió el ranking de las ciudades más caras del mundo: quién quedó primero

El Max quedó en tierra en todo el mundo en marzo de 2019después de un accidente de Lion Air en octubre de 2018, en Indonesia, en el que murieron 189 personas, y que fue seguido cinco meses después por un accidente de Ethiopian Airlines, poco después del despegue, que provocó la muerte de las 157 personas a bordo.

La principal modificación será el software de control de vuelo MCAS, que los pilotos de los accidentados vuelos de Lion Air el 29 de octubre de 2018 y Ethiopian Airlines el 10 de marzo de 2019 no pudieron dominar.

Las compañías aéreas deberán por su parte realizar trabajos de mantenimiento en los aviones estacionados en las pistas de los aeropuertos durante más de 20 meses. Con sus aviones listos para despegar, American Airlines ya programó un vuelo para finales de diciembre.

"Hemos implementado procesos rigurosos para garantizar la seguridad de cada aeronave y que nuestros pilotos, asistentes de vuelo, colegas y clientes tengan confianza en el regreso del 737 MAX", dijo la compañía.

Pese a la autorización en Estados Unidos, el 737 MAX no volverá a volar de forma inmediata en todo el mundo, ya que las autoridades de aviación de otros países decidieron realizar sus propias certificaciones.

La agencia canadiense dijo que "muy pronto" completará su propio proceso de validación y que solicitará más cambios. Por su parte, la agencia europea de aviación debería dar luz verde también en breve, a fines de 2020 o principios de 2021.

El CEO de Boeing, David Calhoun, dijo que la decisión de las autoridades aéreas norteamericanos constituye "un hito importante", y añadió que la empresa "nunca olvidará las vidas perdidas en los dos trágicos accidentes que llevaron a la decisión de suspender las operaciones".

Coronavirus. ¿Habrá "inmunidad de rebaño" con las primeras vacunas? Los expertos dudan

"Esos acontecimientos y las lecciones que aprendimos de ellos remodelaron nuestro negocio, que se centró más en nuestros valores fundamentales de seguridad, calidad e integridad", agregó en un comunicado, en el que también dijo estar listo para trabajar con los reguladores de todo el mundo para un rápido regreso al servicio.

Pero los familiares que perdieron a sus seres queridos en los accidentes criticaron la decisión, según un comunicado de Clifford Law Offices, el estudio que los representa.

"El fuerte secretismo de la FAA significa que no podemos creer que el Boeing 737 MAX sea seguro", dijo Michael Stumo, cuya hija murió en el accidente de Ethiopian Airlines. Boeing enfrenta una serie de investigaciones y demandas relacionadas con los accidentes.

El regreso del 737 MAX se produce en momentos en que el sector está muy afectado por la pandemia de coronavirus, situación que llevó a Boeing a perder 393 pedidos en los primeros 10 meses del año.

Agencias AFP y ANSA