EE.UU. autoriza la extradición a Japón de dos implicados en la fuga de Carlos Ghosn

Agencia EFE
·2  min de lectura

Nueva York, 29 oct (EFE).- El Departamento de Estado de EE.UU. autorizó este jueves la extradición a Japón de Michael Taylor y su hijo Peter por su papel en la operación de fuga de Carlos Ghosn, exconsejero delegado de Nissan que estaba bajo arresto domiciliario en Tokio por acusaciones de fraude, pero un juez federal en Boston suspendió la medida temporalmente.

El magistrado suspendió la autorización de extradición del Departamento de Estado después de que los abogados de Michael Taylor, exboina verde y consultor de seguridad, y su hijo solicitaran por la vía de emergencia la suspensión de su extradición a Japón prevista para hoy a la 13.00 hora local (17.00 GMT), según detalló el diario Wall Street Journal.

Los abogados de los Taylor argumentaban que necesitaban tiempo para responder tras ser notificados de la decisión de permitir la extradición por parte del Departamento de Estado en una carta fechada ayer, miércoles, y preparar su defensa contra la medida.

Ambos hombres fueron arrestados en mayo en las afueras de Boston a petición de las autoridades japonesas que los acusan de haber sido contratados por Ghosn para planear y ejecutar la hollywoodense huida de su apartamento en Tokio y un subrepticio vuelo privado al Líbano, país del que es ciudadano y donde vive refugiado en una mansión en Beirut.

Ghosn, que también es ciudadano brasileño y francés, escapó de su arresto domiciliario, escamoteándose de la vigilancia a la que estaba sometido, tomó un tren bala a Osaka y, oculto en una maleta para instrumentos, se subió a un avión privado con destino a Estambul (Turquía) y gracias a documentos falsos se deslizó a otro vuelo que lo llevó a Beirut, donde fue amparado por las autoridades.

Los Taylor no han negado su participación en la operación de fuga, pero han rechazado haber cometido crimen alguno en Japón.

La compañía que dirige Michael Taylor tiene un historial de preparación de operaciones de rescate y huidas desde el extranjero.

El que fuera uno de los ejecutivos del sector automotriz más popular, jefe de Nissan y Renault, fue detenido en noviembre de 2018 acusado de malversación durante su tiempo en Nissan y se enfrentaba a hasta 15 años de prisión en Japón.

Las autoridades estadounidenses no suelen extraditar a sus ciudadanos a Japón, cuyo sistema penitenciario es criticado en Occidente. En 2013, tras un largo proceso procedió a entregar a las autoridades japoneses a un estadounidense acusado de tráfico de drogas.

(c) Agencia EFE