EE.UU. anuncia sanciones contra dos empresarios y un parlamentario del Líbano

·3  min de lectura

Washington, 28 oct (EFE).- El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció este jueves sanciones contra dos empresarios y un integrante del Parlamento del Líbano, por haber contribuido con sus acciones al colapso de la gobernanza y el Estado de derecho en ese país.

El Tesoro indicó en un comunicado que los designados son Yihad al Arab, Dani Juri y Yamil Sayed, a quienes señaló de haberse beneficiado personalmente de la "corrupción generalizada y el amiguismo" y de enriquecerse "a expensas del pueblo libanés y de las instituciones del Estado".

A raíz de las sanciones, todas las propiedades que los mencionados pudieran tener en Estados Unidos quedan bloqueadas y además se prohíbe a los estadounidenses o residentes en el país realizar cualquier transacción con ellos.

En concreto, al Arab, quien es descrito por el Tesoro como un "rico empresario", fue sancionado por haber obtenido múltiples contratos públicos a cambio del pago de sobornos del Gobierno.

Entre otros, al Arab recibió un contrato de manera fraudulenta en 2016 por 288 millones de dólares para construir un nuevo vertedero después de que la basura obstruyera las calles de Beirut.

El manejo de los desechos había provocado en 2015 un nuevo episodio de la crisis de las basuras que se remonta en ese país a la época de la guerra civil libanesa (1975-1990) y que puso ese año en aprietos al Gobierno.

Este hombre sirvió además de intermediario desde 2014 en reuniones entre altos funcionarios libaneses antes de las elecciones en ese país a cambio de dos contratos con el Gobierno estimados en alrededor de 200 millones de dólares.

Por su parte, Juri es descrito como socio comercial cercano de Gebran Bassil, líder desde 2015 del Movimiento Patriótico Libre y quien también designado por Estados Unidos.

En virtud de su relación con Bassil, quien ostentó varias carteras en el pasado, entre ellas la de Exteriores, y es yerno del presidente del Líbano, Michel Aoun, Juri recibió importantes contratos, entre ellos uno en 2016 por un valor de 142 millones de dólares para operar el vertedero de Bourj Hammoud.

El empresario y su compañía fueron acusados de arrojar desechos tóxicos y otros al mar Mediterráneo sin que lograra resolver la crisis de la basura.

A su vez, Sayed, quien forma parte del Parlamento libanés, fue señalado por EE.UU. de haber intentado este año eludir las políticas y regulaciones bancarias locales y de contar con la ayuda un alto oficial del Gobierno para transferir más de 120 millones de dólares a inversiones extranjeras, "presumiblemente para enriquecerse él y sus socios".

Durante las protestas de 2019, agregó el Tesoro, cuando los manifestantes se apostaron a las afueras de su casa exigiendo su renuncia y calificándolo corrupto, Sayyed pidió a los oficiales que dispararan y mataran a quienes protestaban.

Sobre las sanciones, la directora de la Oficina de Control de Activos Extranjeros, Andrea M. Gacki, indicó en el comunicado que "el Tesoro no dudará en utilizar sus herramientas para abordar la impunidad en el Líbano".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.