EE.UU. y sus aliados denuncian en la ONU las violaciones de DD.HH. norcoreanas

Naciones Unidas, 9 dic (EFE).- Estados Unidos y varios países aliados denunciaron este viernes ante el Consejo de Seguridad de la ONU las violaciones de los derechos humanos cometidas por el gobierno de Corea del Norte y argumentaron que suponen una amenaza para la paz y seguridad internacional.

"Las violaciones de los derechos humanos del régimen están vinculadas de forma indisoluble al programa de armas ilegal y desestabilizador del país", dijo la embajadora estadounidense, Linda Thomas-Greenfield, al leer una declaración acordada por una treintena de países.

Según esos estados, las políticas de represión del Gobierno de Kim Jong-un permiten dedicar recursos al desarrollo armamentístico a expensas de los ciudadanos del país, mientras que el trabajo forzoso se usa para financiar esos avances militares.

Por todo ello, argumentaron que el Consejo de Seguridad -que se ocupa de las cuestiones de paz y seguridad- debe abordar la situación de los derechos humanos en el país asiático, algo a lo que se oponen otros miembros, incluidas Rusia y China.

Durante años, el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas celebró un debate público anual sobre esta cuestión a pesar de la oposición de Pekín y Moscú, que entonces no contaban con apoyos suficientes para frenar esas discusiones.

Sin embargo, desde 2018 el Consejo de Seguridad no ha celebrado sesiones de este tipo, presumiblemente por no contar ahora con apoyo suficiente dentro del órgano, donde que habitualmente se requiere el respaldo de al menos nueve de los quince Estados miembros para sacar adelante una sesión a la que se opongan otros países.

Así, Estados Unidos y sus aliados han optado en los últimos años por plantear el tema a puerta cerrada aprovechando un punto de "asuntos varios" en la agenda del Consejo, algo que volvieron a hacer hoy.

Thomas-Greenfield confió en que de cara al próximo año los miembros del Consejo de Seguridad respalden una reunión pública para discutir las implicaciones para la paz y la seguridad de los abusos del régimen norcoreano y explorar formas de incorporar la defensa de los derechos de la población en la agenda diplomática.

Además de EE.UU., Francia y el Reino Unido, miembros permanentes del Consejo, respaldaron esta declaración numerosos miembros de la Unión Europea, entre ellos España, y otros países como Australia, Canadá, Japón, Corea del Sur o Ucrania.

En 2014, una comisión de investigación de la ONU documentó abusos generalizados y sistemáticos de los derechos humanos en Corea del Norte, incluidos asesinatos, esclavitud, torturas, violaciones y otros delitos graves contra personas perseguidas por motivos políticos, religiosos, raciales y de género.

(c) Agencia EFE