Para EE.UU., el acuerdo de Argentina con el FMI marcará un precedente para el mundo emergente

·3  min de lectura
Joe Biden y Juan González
Télam Agencia de noticias

WASHINGTON.- El gobierno de Joe Biden reiteró que el futuro acuerdo de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) enviará una “señal poderosa” al resto de los mercados emergentes en una época en la cual la pandemia del coronavirus ha sembrado crisis económicas en todo el mundo y ha elevado las necesidades de financiamiento.

El mensaje lo brindó, otra vez, el director para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Juan González, el hombre que lleva la relación del gobierno de Joe Biden con América latina. En una entrevista para el podcast de la revista Americas Quarterly, González indicó que el gobierno de Alberto Fernández ha sido “increíblemente receptivo” al vínculo con la Casa Blanca, destacó el trabajo del embajador argentino, Jorge Argüello, y reiteró que buscan “ayudar a facilitar” el diálogo con el Fondo.

“La forma en la cual la Argentina resuelva su relación con el FMI enviará una señal poderosa a los mercados emergentes que están atravesando ellos mismos unas crisis económicas muy problemáticas”, dijo González. “Nos hemos involucrado activamente para tratar no solo de desarrollar una relación bilateral constructiva con la Argentina, sino también de ayudar a facilitar el diálogo con el FMI”, agregó.

La entrevista, que fue difundida el pasado 16 de septiembre, ofreció una nueva señal de respaldo de la administración de Biden a la negociación que el gobierno de Alberto Fernández lleva adelante con el Fondo para refinanciar la deuda por alrededor de 45.000 millones de dólares que dejó Mauricio Macri. A principios de agosto, luego de una visita al país con el asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, González ya había dicho lo mismo y había dejado en claro la relevancia de la negociación argentina para el resto del mundo.

“Estamos en una situación verdaderamente única en el mundo. Siendo el país con el mayor crédito del FMI, el modo en que la institución llegue a una resolución con la Argentina enviará un mensaje no solo a la región sino a otros mercados emergentes que están luchando financieramente. Necesitamos que el FMI apoye”, había dicho el funcionario en ese momento. “Estados Unidos tiene interés en que las instituciones internacionales respondan al desafío actual, trabajen con Argentina. No estamos desarrollando solo una solución específica para la Argentina sino que será un precedente para otros mercados que enfrentan desafíos similares”, afirmó.

Las negociaciones entre la Argentina y el Fondo han quedado en un punto muerto a la espera de las elecciones legislativas de noviembre próximo. La expectativa en Estados Unidos es que recién después de los comicios la Casa Rosada buscará cerrar un nuevo programa con el Fondo, antes de la fecha límite el próximo 31 de marzo acordada con el Club de París. Ya con el ministro de Economía, Martín Guzmán, ratificado al frente del equipo económico, la expectativa es que las negociaciones ganen temperatura luego de los comicios y el acuerdo final se alcance a fines de este año o principios del próximo.

El gobierno de Alberto Fernández busca obtener una quita en la tasa de interés con la eliminación de los sobrecargos que cobra el FMI a los préstamos muy altos, una reforma que requiere si o si el apoyo de Estados Unidos y el resto de las naciones que integran el G7.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.