Edwin Cardona: las múltiples caras del talentoso volante de Boca, que justo ahora recuperó su mejor versión

·4  min de lectura
Con la camiseta número 8, Edwin Cardona es un 10 de los de antes... cuando está comprometido
Mauro Alfieri

Edwin Cardona es un número 10 como los de antes. Inspirado, es un torbellino de clase, habilidad y panorama. No se excede con el balón, ni siquiera con la gambeta. Levanta la cabeza, va para adelante (si el pase es hacia un costado, tiene un sentido), tiene gol, compresión del juego, pegada ideal para la pelota parada. Acepta el desafío de actuar por los costados, hasta puede ser un acompañante ideal, unos metros más adelante, del número 5.

Edwin Cardona suele cometer desatinos, una y otra vez. Situaciones particulares confusas detrás de escena, falta de compromiso colectivo, cierto desinterés en el espíritu de equipo. Cuando no está concentrado, metido, es un intérprete más, como tantos otros. No solo no es un valor agregado, puede generar ciertos cortocircuitos en el ámbito de la convivencia. Sufre de lesiones y su luz, cuando brilla (deslumbra en el medio doméstico), rápidamente se apaga.

Cardona escolta a Fabra, que marcó un golazo, el 2-0 sobre Sarmiento
Mauro Alfieri


Cardona escolta a Fabra, que marcó un golazo, el 2-0 sobre Sarmiento (Mauro Alfieri/)

El colombiano, de 28 años, tiene las dos caras. Como tantos otros, en realidad. Pero su figura, en sus etapas xeneizes, resultan así de crudas, de drásticas. Una límpida, la mejor, resulta una maravilla. Y la otra. Figura en el triunfo por 2 a 0 sobre Sarmiento (el pase previo al 1-0 es una delicia), está dispuesto a volver a empezar y quedarse en la Bombonera, que lo adora. Y lo mira de reojo, también. Sobre todo, ahora, cuando está su destino puesto a prueba.

En Mar del Plata, ante Aldosivi, también tuvo una tarea con sólidos argumentos
Télam


En Mar del Plata, ante Aldosivi, también tuvo una tarea con sólidos argumentos (Télam/)

Según se supo, Boca está dispuesto a negociar con Tijuana, dueño de los derechos federativos del colombiano, la renovación del préstamo y, en ese sentido, asumir la totalidad del acuerdo en dólares. Además, se le pediría a Cardona reducir su salario, ya que es uno de los mejores pago del plantel. La tentación por recuperar su mejor versión (que está a la vista) es clara. La incógnita es saber si no va a salirse -otra vez- del carril de la clase y el compromiso colectivo.

El ataque de Boca desde los pies de Cardona

En el medio, Boca tiene dos desafíos que pueden inclinar la balanza. La clasificación para la Copa Libertadores de 2022 (algo probable) y la final de la Copa Argentina (sea cual sea el rival, Boca es el candidato natural). Cardona está instalado en esos deseos, enfocado, feliz. Con tantas otras figuras que no saben si continuarán en los próximas semanas. Villa, Salvio, Pavón...

Sin embargo, Cardona tiene magia. Tiene lo que los demás no saben (al menos, no en la misma dimensión): imaginación, asistencia, olfato de gol. Por eso, es tan complejo tomar una decisión. Para Juan Román Riquelme y los integrantes del Consejo de Fútbol representa un asunto delicado, de horas, días de debate. ¿Qué será de la vida de Cardona?

En el elocuente 3-0 sobre Aldosivi, en Mar del Plata, decía: “Como todos los seres humanos cometemos errores y solo vengo a demostrar en el terreno de juego. Estoy agradecido con la gente que siempre me ha apoyado, ellos saben quiénes son, a mi familia. Ojalá Dios quiera que me pueda quedar mucho más tiempo acá, para eso trabajo. Dejo todo en manos de Dios y de las personas que están encargadas de todo lo mío. Se habla mucho y se especula, pero detrás de eso hay un ser humano, que le duele todo lo que dicen. Lo demuestro dentro del terreno de juego y hay que esperar como termina todo. Quiero quedarme mucho tiempo acá, mi familia está muy contenta y eso es lo importante”.

Sebastián Battaglia lo admira. Y con una frase que esconde un mensaje, le reclama: “Verlo comprometido siempre es bueno para el equipo, sabemos lo que puede aportar y tratamos siempre de que vaya mejorando y que demuestre todo lo que tiene para dar”. Su nivel asciende, semana a semana. Aunque nunca se sabe cuándo estará comprometido.

Luego de su estupenda tarea en la Bombonera, de los aplausos, arrojó cuatro frases con sustancia. Ahora, no solo juega sobre el césped...

Cardona exhibió una estupenda actuación ante Sarmiento
Mauro Alfieri


Cardona exhibió una estupenda actuación ante Sarmiento (Mauro Alfieri/)

1) “Uno nunca se quiere lesionar, quiero jugar y jugar, quiero aprovechar el día a día. Dejo en manos de Dios y los que se encargan de mi continuidad. Yo quiero quedarme”.

2) “Mientras mis compañeros y el club me apoyen, no importa lo que digan los de afuera”.

3) “Me vengo preparando de la mejor manera, se especula mucho, pero sé lo que soy. Lo que digan afuera me fortalece más para seguir demostrando en el terreno de juego”.

4) “Me siento bien, agradecido. No me siento figura, es el equipo. Nos estamos encontrando y es importante. Ante Aldosivi hicimos un buen partido, este sábado lo logramos ante nuestra gente. Estoy agradecido con Dios por darme la oportunidad de tomar confianza. La necesitaba”.

Y con confianza, Edwin tiene síntomas de crack.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.