La educación paraguaya atraviesa otro año entre virtualidad y decadencia

Agencia EFE
·3  min de lectura

Asunción, 15 mar (EFE).- El sistema educativo paraguayo se expone por segundo año al coronavirus, un problema añadido al mal estado en el que se encuentran muchos de los colegios, donde el Gobierno ha suspendido de manera temporal las clases presenciales ante el aumento de casos de covid-19 en el país, ahora en alerta roja sanitaria.

El 60 % de las escuelas se encuentran en zonas rurales, según datos de este lunes del Ministerio de Educación, y muchas de ellas mantienen la actividad curso tras curso en estado de desatención y sin las instalaciones necesarias y dignas para alumnos y maestros.

Uno de esos casos es el de la Escuela Básica Inmaculada Concepción, en Frontera Kurusu Ñu, del departamento de Concepción.

Este centro comenzó las clases este lunes y no el pasado 2 de marzo, como el resto de colegios, debido a la situación de sus infraestructuras.

Con 100 alumnos matriculados, solo tiene dos aulas habilitadas, así que, un año más, las clases se impartirán en exteriores, con los pupitres y las pizarras bajo las sombras de los árboles.

La directora del colegio, Teresa Galeano, señaló a medios locales que es una situación que se repite desde 2019 y agregó que, a pesar de las dificultades, empiezan este curso "con muchas ganas".

En caso de lluvia, las clases se realizarán de forma virtual, aunque en la comunidad la señal de internet es mala y "dificulta muchísimo para seguir las tareas virtuales".

El año pasado, cuando se decretó la cuarentena total, se enfrentaron a ese problema para seguir con las clases virtuales, ya que solo la directora recibió un ordenador con conexión a internet de una compañía telefónica con escasa señal en la zona.

REGRESO VIRTUAL

La vuelta a las clases virtuales será obligatoria para algunos colegios a partir del jueves 18 de marzo, durante un periodo inicial de dos semanas.

El Gobierno tomó el domingo está decisión ante el aumento de contagios, con 924 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas y 1.387 internados, de los que 340 se encuentran en terapia intensiva, según los datos del Ministerio de Salud.

El titular del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), Juan Manuel Brunetti, explicó en una entrevista con Paraguay TV que se ha dado un margen de tres días para que los docentes, sobre todo los de escuelas rurales, "organicen sus clases y enfoquen el proceso de enseñanza de los cuidados sanitarios".

El curso escolar comenzó el pasado 2 de marzo con una modalidad híbrida que combinaba las clases presenciales con las virtuales, después de que el año pasado se realizara casi en su totalidad en línea.

Ahora, dos semanas después, las autoridades han optado por suspender de forma temporal las clases presenciales en algunas zonas del país, aunque desde el Gobierno siguen insistiendo en que "el contagio no se da dentro de las aulas".

"Es momento de mantener lo esencial y dejar un poquitito de lado la visitas a la familia, los asados con los amigos, el fútbol... Es tiempo de quedarnos en casa evitando actividades superfluas", recalcó Brunetti en Paraguay TV.

Entre las tareas pendientes de los sucesivos Gobiernos paraguayos está alcanzar la inversión del 7 % del producto interior bruto (PIB) en educación que recomienda la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

(c) Agencia EFE