La educación y la cultura forman a las generaciones del porvenir: Jaime Martínez Veloz

Cesar Giovanni Estrada Romero
·4  min de lectura
La educación y la cultura forman a las generaciones del porvenir: Jaime Martínez Veloz
La educación y la cultura forman a las generaciones del porvenir: Jaime Martínez Veloz

Jaime Martínez Veloz, candidato por el V Distrito de Tijuana en la coalición “Va por Baja California”, integrada por los partidos PRI, PAN y PRD, se reúne esta mañana con el Grupo Homogéneo de Educación (GHE) y tiene el honor de enunciar unas palabras para dar inicio a un foro que versa sobre temas de educación, modernización y propuestas para el aula.
El foro es integrado por profesionistas de la educación tanto del sector público como privado, que se distribuyen en mesas de trabajo para determinar, sopesar y evaluar propuestas que beneficien a la educación en el estado y el municipio. Veloz menciona la importancia de reunirse a dialogar sobre los temas abordados en sus 21 propuestas para el 2021, porque si la sociedad no se integra y participa dentro de la solución, el cambio es disfuncional y no puede gestarse.

Para este tema, Veloz escribe una serie de puntos que detallan su propuesta de una Educación de calidad para la niñez y la juventud. “Si la educación produce una actitud liberadora, la falta de educación, por el contrario, oprime al saberse relegado el individuo de muchas de las oportunidades de la vida” inicia el texto. La educación debe ser garantizada como derecho constitucional de todo mexicano, un derecho que pregone el libre y gratuito acceso a los niveles de la educación que van desde el preescolar hasta el doctorado.

En Baja California el sistema educativo ha sido desatendido, el Estado no ha generado el ambiente adecuado para vincular la escuela con la realidad social, y por mencionar un ejemplo: ha olvidado que la universidad puede funcionar como incubadora de activismos políticos, humanitarios y de voluntades que al conectarse y trabajar con y para la comunidad generan proyectos, programas y amistades que perduran en el tiempo. Actualmente contamos con escuelas insuficientes: pobre infraestructura educativa, altos índices de deserción escolar, estudios truncos, falta de opciones, reducción de matrículas en la educación superior por falta de inyección de recurso, flujo migratorio con escolaridad mínima y bajos salarios al personal docente, entre otros.

Lo que Veloz propone es que el gobierno, en conjunto con las instituciones educativas, procuren la forma de garantizar que ningún educando se quede sin estudios. “La educación no sólo se imparte en las aulas, es un proceso integral y permanente que tiene lugar a lo largo de la vida” escribe Veloz, un hombre cuyo camino lo ha llevado a meterse a la selva, a echarse en el río y descubrir que la política no se trata de ansiar el poder, sino de entender qué es la vida, cuál es nuestro contexto y cómo podemos ayudarnos. Pues las miserias que han fomentado los malos gobiernos deben erradicarse, dejarse atrás mientras reconstruimos lo que nos han quitado, no se trata de perder el tiempo echándole la culpa a los otros —eso es algo que ya todos sabemos, la repetición es inútil—, lo importante es actuar, dialogar no para prometer sino para organizar.

Veloz promueve una educación donde se adopten valores como la tolerancia, la convivencia, la solidaridad, el respeto por la diferencia y la orientación sexual, y la resolución pacífica de los conflictos. Además de libros de texto gratuitos, el fomento y la infraestructura para una Biblioteca Nacional Digital, un Programa de Desayunos Escolares para alumnado de preescolar y primaria de planteles públicos, internet inalámbrico gratuito en plazas y lugares públicos, rehabilitación de la escuela con espacios deportivos, mobiliario, equipo y material didáctico.
Y un proyecto integral entiende la labor importantísima de aquellos que hacen posible la educación de nuestros hijos, por lo que propone la revisión de los esquemas de remuneración de los docentes, impulsando que el profesorado se siga preparando en sus especialidades, para poder ofrecer educación de calidad. En este rubro el gobierno debe incentivar la capacitación, especialidad y mejora docente mediante estímulos y reconocimientos.

Finalmente, la propuesta determina que los jóvenes puedan salir de la universidad con oportunidades patentes, con el conocimiento y la consciencia de la realidad que les circunda y la vocación de transformar a México y a Baja California con su participación, con sus voces unidas ante gobiernos que sí los escuchan, que sí los toman en cuenta y les hacen relevo para que ellos, jóvenes, emprendan y sean los nuevos dirigentes del país.

VIDEO RELACIONADO: Jaime Martínez Veloz: gobernar no es un juego