Educación y acceso a la información erigen sociedades justas: Inai

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 28 (EL UNIVERSAL).- Los derechos a la educación y de acceso a la información contribuyen a la construcción de sociedades más justas, igualitarias y respetuosas, en las que niñas, adolescentes y mujeres tengan las mismas oportunidades, señaló la Blanca Lilia Ibarra Cadena, comisionada presidenta del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

Esto, al inaugurar el conversatorio digital "La educación y la información pública: derechos clave para la prevención de la violencia de género", organizado por el Instituto, donde la presidenta del Inai denunció que debido al confinamiento social, para evitar la propagación de Covid-19, las cifras de violencia de género incrementaron.

En su participación, la comisionada Norma Julieta del Río Venegas, destacó la relevancia de que hombres y mujeres dialoguen en torno a la importancia del derecho de acceso a la información, vinculado a los problemas que enfrentan las mujeres, en el marco del Día Internacional de la Educación y el Día Naranja, que es parte de la campaña ÚNETE, promovida por la ONU para poner fin a la violencia contra las mujeres.

En tanto, la comisionada Josefina Román Vergara aseguró que para que la igualdad sustantiva sea una realidad, es fundamental que las autoridades de todos los niveles de gobierno promuevan la importancia social del derecho de acceso a la información, la transparencia y la rendición de cuentas, posicionándolo como un instrumento garante de otros derechos.

Por su parte, la diputada Adela Piña Bernal, presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, señaló que existen diversos instrumentos internacionales ratificados en el país, así como avances significativos en nuestra legislación que rechazan y tipifican la violencia hacia las mujeres y que promueven acciones para que los gobiernos impulsen políticas públicas para prevenirla y erradicarla, sin embargo, el problema persiste.

"Es imperativo que la perspectiva de género se convierta de verdad en una herramienta para construir ideas, visiones y creencias equivocadas con respecto a los derechos, libertades y potencialidades que tenemos las mujeres", apuntó.

Y la relatora Especial sobre Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Soledad García Muñoz, destacó que, si bien la educación y el acceso a la información son derechos interdependientes, claves para ejercer otros derechos, en el pico de la pandemia, hasta mil 500 millones de niños de todo el mundo llegaron a estar sin clases, de acuerdo con la UNESCO.

Vernor Muñoz Villalobos, ex relator especial de las Naciones Unidas Sobre el Derecho a la Educación, planteó que la información es indispensable para la toma de decisiones autónomas y para que estas decisiones correspondan a un proyecto de vida basado en el derecho a la integridad personal, en el derecho a la salud, en el derecho a la dignidad y a la plena realización de todos los derechos humanos.

Y en su intervención, Encarnación R. Carmona Cuenca, profesora Titular de Derecho Constitucional en la Universidad de Alcalá, España, apuntó que la violencia de género es una manifestación más de las relaciones de desigualdad entre hombres y mujeres, en su opinión, "más que castigar la violencia, hay que educar a las nuevas generaciones en una sociedad igualitaria donde las mujeres y los hombres tengan los mismos derechos".

La coordinadora de la Comisión de Derechos Humanos, Equidad de Género e Inclusión Social del Sistema Nacional de Transparencia (SNT), María Elena Guadarrama Conejo, indicó que el entorno educativo es propicio conocerlo a fondo, a través del acceso a la información y políticas de transparencia, toda vez que es el espacio donde se reconfigura constantemente la democracia.