Eduardo Casanova estrena 'La piedad' envuelto en polémica

Eduardo Casanova, esta semana en la premiere de 'La piedad'.
Eduardo Casanova, esta semana en la premiere de 'La piedad'.

Eduardo Casanova, esta semana en la premiere de 'La piedad'.

Después de demostrar que su carrera como director iba en serio con Pieles, Eduardo Casanova estrena este viernes su segundo largometraje, La piedad. La cinta abarca la relación tóxica entre una madre y su hijo con el particular estilo del cineasta.

La película, protagonizada por Ángela Molina, Manel Llunell, Ana Polvorosa y María León ha conseguido tres nominaciones a los premios Goya y no ha pasado desapercibida en el circuito de festivales, ganando el Premio Especial del Jurado en el Festival de Karlovy Vary.

La piedad llega a los cines en medio de la polémica, después de Casanova hablara sobre la maternidad y el futuro del planeta en una entrevista concedida a El País. ”Últimamente tengo miedo. Si te paras a pensarlo fríamente, no pinta muy bien la humanidad”, confiesa el director, que muchos recordarán por interpretar a Fidel en Aída.

A juzgar por sus declaraciones, está claro que Casanova no es muy optimista respecto a lo que se van a encontrar las nuevas generaciones: “Aunque haya una guerra horrible, que ya la hay. Aunque nos estemos muriendo, que nos morimos, nos reproduciremos. Es curioso cómo el ser humano va a luchar hasta el fin de sus días por una libertad que no existe. Por una paz que no existe. Todo por amor a sus hijos. Es el horror”. Para él, estaría “muy bien acabar con la humanidad”.

Para el director, a día de hoy la maternidad es un tema “complejísimo” que requiere reflexión y que él se cuestiona constantemente si es “razonable” traer hijos a este mundo.

“Entiendo el instinto animal de reproducirse como cualquier especie, como cualquier virus. Pero es un acto completamente egoísta: tu hijo, hije o hija va a vivir en un mundo horrible. Y tú lo traes al mundo sin preguntarle si quiere venir”, reflexiona el director a lo largo de la entrevista.

A pesar de que a algunos no les ha gustado la reflexión de Casanova, el cineasta ha repetido en multitud de ocasiones que no le importan este tipo de críticas y continúa con sus proyectos. Según él mismo reveló a Cinemanía,La Piedad es el final de una etapa, tanto a nivel profesional como personal”, y sus próximos trabajos serán diferentes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR