Cavani, investigado por racismo tras llamar "negrito" a un amigo en Instagram

Luis Tejo
·3  min de lectura
Edinson Cavani, de espaldas, durante un partido.
Edinson Cavani durante un partido del Manchester United. Foto: Matthew Ashton - AMA/Getty Images)

No importa lo mucho que se hayan esforzado tus padres a la hora de escoger tu nombre. Tampoco es relevante el orgullo con el que tu familia luzca su apellido desde hace generaciones. Si procedes de algún país hispanohablante, son altísimas las posibilidades de que, independientemente de lo que digan los registros oficiales, se te conozca más bien por el mote que te hayan puesto tus conocidos. En algunos lugares de América Latina esa norma no tiene carácter de ley estatal porque los gobernantes aún no se lo han propuesto, pero poco falta.

Lo tenemos tan normalizado que lo vemos como algo completamente natural y ni se nos pasa por la cabeza que en algún momento pueda suponer algún problema. Y sin embargo, a Edinson Cavani un apodo le puede meter en un buen lío. Lo rocambolesco del asunto es que ni siquiera es el suyo, sino el de un amigo.

El delantero uruguayo, actualmente en las filas del Manchester United, jugó un gran partido contra el Southampton el pasado 29 de noviembre. Saliendo desde el banquillo, marcó dos goles y dio el pase de otro más, que permitieron a su equipo remontar y llevarse la victoria. Tras el encuentro, una persona de su entorno publicó una imagen en la red social Instagram en la que expresaba su alegría.

Cavani la vio y decidió replicarla en sus stories, añadiendo un comentario de agradecimiento. Las palabras que utilizó en la réplica fueron “gracias, negrito”. Ni el futbolista ni el aludido se lo tomaron en ningún momento como un insulto.

Captura de pantalla de la publicación de Cavani en Instagram.
Captura de pantalla de la publicación de Cavani en Instagram.

Sin embargo, la Federación inglesa de fútbol (FA) se alarmó e intervino de oficio, abriendo una investigación. Cabe recordar que, mientras que en castellano “negro” alude simplemente al color, en inglés esa palabra, importada directamente de nuestro idioma, tiene connotaciones racistas muy desagradables. Por ese motivo abrió un expediente.

El propio Cavani tardó poco en aclarar, por medio de otra publicación, que no había habido ningún tipo de intención ofensiva...

...pero la FA continuó con su investigación, alegando que se había violado su reglamento de conducta. Concretamente, la regla E3 establece que ningún participante en el juego debe “comportarse de manera impropia”, lo que incluye el uso de “palabras abusivas, indecentes o insultantes”. A continuación especifica que se considera agravante si la ofensa incluye referencias al “origen étnico, color, raza o nacionalidad”.

Los mandatarios ingleses actúan con especial rigor ante posibles casos de racismo, dado que en el pasado ha habido episodios bastante graves. Se han lanzado numerosas campañas institucionales para tratar de reconducir la situación. Incluso jugadores como Raheem Sterling, muy implicado en este tema, llegaron a convocar huelgas en redes sociales para luchar contra la discriminación.

Hoy mismo hemos sabido, a través del diario The Independent, que la FA está decidida a sancionar a Cavani por estos hechos. Ha dado de plazo al jugador hasta el 4 de enero para presentar sus alegaciones. Si le acaban considerando culpable de racismo, le caerían como mínimo tres partidos lejos del césped, además de una multa económica.

El jugador y el club ya están preparando su defensa, que se basará en que Cavani desconocía las implicaciones que el término “negro” y sus derivados tienen en el Reino Unido, además de que en cuanto le explicaron la situación borró la imagen y pidió disculpas. No obstante, los antecedentes no invitan a ser optimistas.

En su época en el Liverpool, allá por 2011, el delantero Luis Suárez, también uruguayo, fue castigado con ocho partidos por usar exactamente la misma palabra durante un partido, aunque el contexto era distinto: los hechos ocurrieron en un encuentro contra el Manchester United y el destinatario fue un defensa rival, el franco-senegalés Patrice Evra, que no se lo tomó nada bien. Ya entonces se alegó que “negro” no tiene esas connotaciones negativas en Uruguay, pero no sirvió para evitar la suspensión.

Más historias que te pueden interesar: