Edil de Oaxaca no ejerció violencia política de género: TEPJF

·3  min de lectura

OAXACA DE JUÁREZ, Oax., enero 3 (EL UNIVERSAL).- La Sala Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió que el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín, no ejerció violencia política en razón de género contra la extitular del Instituto Municipal de la Mujer, Jaquelina Escamilla Villanueva.

Los magistrados del TEPJF, sin embargo, confirmaron que el edil de la capital de Oaxaca sí incurrió en la obstrucción del ejercicio de sus funciones de la exfuncionaria municipal.

"El Pleno de la Sala señaló que coincide con la determinación del TEEO en cuanto a que se le obstruyó en el ejercicio de las funciones que realizaba la denunciante, sin embargo, no con el hecho de que ello implicara violencia política en razón de género", señala la resolución del tribunal federal.

La Sala Xalapa del TEPJF modificó la sentencia del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO) en la que los magistrados locales resolvieron que sí hubo violencia política en razón de género contra Jaquelina Escamilla e impusieron una multa y que Oswaldo García, ofreciera una disculpa pública.

Con la nueva resolución del tribunal federal, también se dejó sin efecto la multa contra el presidente municipal de Oaxaca de Juárez y que este ofreciera una disculpa pública; pero sí ordena al edil restituir a la exfuncionaria en su puesto como titular del Instituto Municipal de la Mujer, reparar el daño y garantizar la no repetición de los hechos, así como rehabilitar los derechos políticos de la actora.

Jaquelina Escamilla lamentó la resolución del TEPJF, con lo cual permite al edil aspirar a la reelección del municipio de Oaxaca de Juárez, al no considerar los hechos como violencia política por razón de género. También informó que impugnará esta sentencia ante la Sala Superior del TEPJF.

La exfuncionaria municipal ha denunciado que a seis meses de haber sido despedida, sigue sin resolverse plenamente su denuncia en la que sostiene que hubo violencia política en razón de género.

El 28 de mayo pasado, Jaquelina Escamilla, entonces titular del organismo municipal encargado de las políticas de género, fue destituida de su cargo por no transmitir una conferencia afín a la "Ola celeste", con ponentes que rechazan el aborto legal aún en casos de violación que había sido rechazada por organizaciones feministas, que argumentaron que el derecho a decidir está avalado legalmente en Oaxaca desde el 25 de septiembre de 2019, por lo que las oaxaqueñas pueden practicarse un aborto hasta antes de la semana 12 de gestación.

Dos días después, el 30 de mayo, el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez informó de manera oficial que el presidente municipal Oswaldo García Jarquín removió del cargo de directora del Instituto Municipal de la Mujer a Jaquelina Mariana Escamilla Villanueva.

El texto señalaba que la exfuncionaria "con su actuar vulneró el principio de objetividad de las y los servidores públicos municipales y el derecho humano de igualdad. Ante esta decisión, en todo momento observó el respeto irrestricto de sus derechos humanos".

Luego de la destitución, Escamilla Villanueva denunció que recibió amenazas del edil y su esposa, Patricia Beneld, quien de manera pública se dice contraria al aborto legal, al igual que su marido.

De la misma forma ha denunciado irregularidades en la demanda interpuesta ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, porque de manera ilegal se concedió al edil Oswaldo García el acceso a la carpeta de investigación que existe en su contra.

"Las autoridades locales no han sido eficientes en garantizarme el acceso a la justicia. Ya sea por ineficiencia institucional, corrupción, conflicto de intereses, desconocimiento o por las complejidades a las que se ha enfrentado por la nueva reforma en materia de violencia política contra la mujer en razón de género", aseguró.