Edificio derruido en Miami fue catalogado en "buen estado"

·5  min de lectura
El Equipo de Búsqueda y Rescate Urbano del Sur de Florida busca sobrevivientes entre los escombros de un derrumbe parcial en el condominio Champlain Towers South, el lunes 28 de junio de 2021, en Surfside, Florida. (Matias J. Ocner/Miami Herald via AP)

A pesar de que ingenieros advirtieron de importantes problemas estructurales, un funcionario de construcción de la ciudad dijo a miembros de la junta de condóminos de Champlain Towers South que el edificio de Florida estaba en “muy buen estado” casi tres años antes del derrumbe, según minutas de la reunión difundidas el lunes.

Los comentarios fueron atribuidos al funcionario de la localidad de Surfside, Rosendo Prieto, durante la reunión con la junta administrativa de Champlain Towers South el 15 de noviembre de 2018. El encuentro se sostuvo poco más de un mes después de que la compañía de ingeniería Morabito Consultants emitió un reporte en el que describió fallas clave en la estructura.

La discusión con Prieto ocurrió mientras Champlain Towers empezaba a explorar los trabajos que se requerían de acuerdo a las normativas de la ciudad y del condado para que el edificio cumpliera con la recertificación de 40 años, que llegaría en 2021.

Las minutas de la reunión señalan que Prieto les dijo en 2018 que el reporte de ingeniería de Morabito había recabado la información necesaria y que “parece que el edificio está en muy buen estado”.

Un día después, Prieto le dijo al entonces administrador de la localidad de Surfside que creía que la reunión había sido un éxito, y elogió a Champlain Towers por el buen arranque en el proceso de recertificación.

“La respuesta de todos los presentes fue muy positiva”, escribió Prieto en un correo electrónico que también fue dado a conocer por las autoridades de la localidad. “Se atendieron todas las principales inquietudes sobre su proceso de recertificación por los 40 años”.

Sin embargo, no hay evidencia de que alguna vez se inició con las importantes obras estructurales de concreto, según los documentos. A los propietarios de los 136 apartamentos se les había informado a principios de año que tendrían que pagar su parte correspondiente de los trabajos por 15 millones de dólares — de los cuales 9,1 millones eran obras mayores — antes del 1 de julio. Ese monto iba desde los 80.000 dólares para un apartamento de una recámara, a más de 330.000 dólares por un penthouse.

Prieto ya no trabaja en Surfside y de momento no se le ha podido contactar. El exfuncionario declaró previamente al diario Miami Herald que no recuerda haber recibido el reporte de Morabito y se negó a comentar sobre la junta de noviembre de 2018.

Un abogado de la junta reenvió el domingo las minutas a las autoridades de Surfside, según informó el gobierno de la localidad.

El reporte de Morabito se centraba en la terraza de la piscina, donde se descubrió que había problemas de impermeabilización, ya que el material fue colocado sin un ángulo que permitiera el drenaje. Eso no sólo ponía en riesgo la losa debajo de la piscina, sino también a otras áreas estructurales.

“No reemplazar la impemeabilización en el futuro cercano provocará que el nivel de deterioro en el concreto se expanda exponencialmente”, advertía el reporte, en el que también se señalaban ”abundantes grietas" en las vigas y columnas de concreto.

A pesar de que han surgido diversas teorías, no se ha identificado la causa definitiva del colapso del edificio de 12 pisos ocurrido el pasado jueves, que dejó al menos 11 muertes confirmadas y 151 personas desaparecidas.

Un problema que surgió en 2019 involucraba obras en un edificio adyacente a Champlain Towers South.

“Nos preocupa que la construcción aledaña esté muy cerca”, escribió la integrante de la junta directiva Mara Chouela en un correo electrónico dirigido a Prieto en enero de 2019. Los trabajos de construcción, agregó, están “excavando demasiado cerca a nuestra propiedad y tenemos inquietudes sobre la estructura de nuestro edificio”.

Prieto respondió que Surfside no tenía un papel oficial en ese asunto. “No hay nada que yo pueda revisar. Lo mejor que se puede hacer es que alguien revise el cercado, la piscina y las zonas aledañas en busca de daños o se contrate a un consultor para que revise esas áreas”, escribió.

Steven Rosenthal, un residente del séptimo piso en Champlain Towers South que escapó del colapso, señaló en una demanda por negligencia que presentó el domingo su abogado, Robert McKee, que había varias señales de peligro.

La administración del edificio recibió advertencias y otras fuentes de información hace varios años que indicaban “el riesgo o posibles indicadores de daño estructural grave o colapso”, asegura la demanda.

Rosenthal “perdió su casa. Perdió propiedades personales obtenidas a lo largo de los años. Se ha visto obligado a llevar una vida sin hogar y sin posesiones”, añade la denuncia.

Se han interpuesto al menos otras dos demandas relacionadas con el derrumbe del edificio, incluyendo la que presentó el lunes Raysa Rodríguez, una residente que argumentó que durante años se expusieron los problemas del edificio a la junta de condóminos.

Rodríguez “personalmente experimentó problemas previos con el deterioro del edificio, incluyendo una ocasión en la que un pedazo de concreto se desprendió del techo del estacionamiento y cayó detrás de su auto estacionado”, asegura la demanda. En su denuncia señaló que le envió a la junta administrativa una fotografía en la que se veía una grieta en el concreto arriba de su lugar de estacionamiento.

El alcalde de Surfside, Charles Burkett, dijo en conferencia de prensa el lunes que las minutas de la reunión con la administración resultaban un tanto preocupantes, pero no dio más detalles. Señaló que su oficina sigue recabando documentos sobre el historial de Champlain Towers South y de las inspecciones a su integridad estructural, mismos que serán publicados en internet una vez que estén disponibles.

“Seremos 100% transparentes”, declaró Burkett.

___

La periodista de The Associated Press Adriana Gómez Licón contribuyó a este despacho desde Miami.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.