Con su segunda edición virtual, Expo Vinos de la Patagonia acerca la oferta austral a los consumidores

·6  min de lectura
En el valle de Trevelin, Chubut, Viñas de Nant y Fall integra paisajes y producción
En el valle de Trevelin, Chubut, Viñas de Nant y Fall integra paisajes y producción

Integrar la oferta de vinos a la postal que propios y extraños recrean cada vez que se menciona Patagonia es la tarea que construyen a diario bodegueros y trabajadores de las viñas en la zona más austral de la Argentina, donde el frío intenso y vientos que pueden ser inclementes dejan una huella de calidad sobre las plantas que, luego, distingue a los vinos de la región. Eso será lo que intentarán plasmar los protagonistas de esta historia en la 5ta. edición de Expo Vinos de la Patagonia, la segunda en modo virtual en tiempos de pandemia, que se concretará este viernes, desde las 20, con la participación de bodegas representantes de Río Negro, Neuquén y de Chubut.

“Cuando uno habla de Patagonia en el mundo, el término se asocia con la belleza de los paisajes, con el aire puro y con aguas cristalinas. Lo que nosotros debemos lograr es que en ese cuadro que los extranjeros y muchos locales pintan de la región incluyan los alimentos que allí se producen, entre ellos el vino. Esa es nuestra tarea principal hoy, tomar la ventaja que nos da Patagonia para asociarla a los productos que en ella se generan”, dijo a LA NACION Rubén Patritti, presidente de Wines of Patagonia (WOPA), entidad fundada en 2016 en el seno de la Cámara de Exportadores de la Patagonia.

El empresario contó que hoy se está trabajando de manera conjunta con Cancillería para lograr el reconocimiento de la indicación geográfica (IG) Patagonia en Europa, Estados Unidos y en otros mercados relevantes. “Cancillería nos está ayudando en la tarea de registrar la IG Patagonia en cada uno de los países en los que tenemos embajadas. Quizás necesitaríamos un apoyo económico para tener una mayor presencia y visibilidad en ferias y muestras, pero no nos quejamos, al menos en la gestión diplomática, en los contactos y en la orientación que necesitamos para saber qué presentaciones debemos hacer en cada país tenemos la colaboración del Estado”, destacó.

Para Rubén Patritti, presidente de WOPA, los vinos de la Patagonia “son distintos al resto y de alta calidad”
Para Rubén Patritti, presidente de WOPA, los vinos de la Patagonia “son distintos al resto y de alta calidad”


Para Rubén Patritti, presidente de WOPA, los vinos de la Patagonia “son distintos al resto y de alta calidad”

Añadió que la intención no es conseguir el reconocimiento de la IG Patagonia solo para los vinos, sino para todos los productos gourmet que se originan y se exportan desde la región. “Mientras más actores estén divulgando sus productos con la IG Patagonia, más conocimiento el mundo tendrá de la región como productora de alimentos de calidad”, dijo Patritti.

Entre los mercados en los que los vinos de la Patagonia lograron insertarse se destacan Estados Unidos, Brasil, el Reino Unido, Alemania y Dinamarca, más allá de las iniciativas particulares de cada bodega.

Se fue a trabajar a India y marcó un hito para la Argentina

Pero a la par de trabajar para conseguir un mayor impulso de las exportaciones, los productores de vinos patagónicos también destacan el valor del mercado interno, que en plena pandemia respondió más allá de las propias expectativas.

“La pandemia agarró a la vitivinicultura justo en el momento de la vendimia de 2020 y eso fue un sacudón grande para todos, porque debimos adaptarnos con celeridad a las formas de trabajar con determinados protocolos. Por suerte esa parte operativa pudimos solucionarla y superarla. Y en cuanto a la parte comercial, fundamental para que las empresas lograran subsistir, vimos una caída en las ventas en restaurantes que, afortunadamente, se compensó con mayores ventas en vinotecas y en mercados, además de la venta online que funcionó muy bien en el mercado interno. Es decir que, pese a un pequeño valle inicial, después las ventas se recuperaron y en general las bodegas están saliendo airosas de esta crisis”, explicó el presidente de WOPA y dueño de las marcas de vinos neuquinos Primogénito y Sangre Azul.

Según el Instituto Nacional de Vitivinicultura, durante 2020 el bloque Patagonia destinó a la vid 3763 hectáreas, distribuidas, 1768 hectáreas en Neuquén; 1629 hectáreas en Río Negro; 279 hectáreas en La Pampa, y 87 hectáreas en Chubut. Entre las cuatro provincias produjeron 15.890.700 toneladas de uva, que dejaron como resultado 9.829.500 litros de vino.

Vinos distintos

Al momento de describir los vinos de Patagonia Patritti fue directo: “Son distintos al resto y de alta calidad”. Y para fundamentar sus conceptos explicó las tres razones que, a su juicio, distinguen la producción austral de vinos. “Primero, la productividad es mucho más baja que en otras regiones del país por el clima extremo. En un viñedo de Patagonia difícilmente se puedan conseguir más de 15.000 kilos por hectárea de uva, contra los 30.000 a 50.000 kilos que se pueden obtener en el centro o en el norte del país. Y a mayor producción de una planta, menor será la concentración y la calidad posterior en el vino. Por esa razón Patagonia nunca podrá tener vinos de gama baja, porque no puede competir por cuestiones de volumen. Se apunta a competir en los nichos de gama media y alta. En ese sentido, para producir vinos de gama alta el productor, en lugar de apuntar a conseguir esos 15.000 kilos, les da un manejo especial a sus plantas para lograr 4000, 5000 o los kilos que considere necesarios para obtener un vino exclusivo”, detalló.

En segundo lugar, destacó el papel que juegan los vientos fuertes patagónicos, porque ellos obligan a las plantas a proteger sus frutos generando hollejos más gruesos “y en los hollejos están los polifenoles y los colores que se transmiten al vino y, en consecuencia, por esa acción de los cultivos se logran vinos más aromáticos y con colores más intensos en comparación con los obtenidos en otras latitudes del país”.

Desde la Patagonia, la producción vitivinícola busca posicionarse por su calidad
Viñas de Nant y Fall


El clima riguroso de Patagonia se expresa a través de las uvas y distingue a los vinos de la región (Viñas de Nant y Fall/)

Y el último de los factores que diferencian la producción de vinos en Patagonia, según Patritti, es el tiempo muy seco, con lluvias que pueden promediar los 200/300 milímetros por año. “Al ser un clima tan seco, cepas como el Pinot Noir, que es una planta que ofrece racimos muy apretados, no tiene problemas de sanidad por humedad entre los granos y no pierde calidad, como sucede con mayor frecuencia en climas más húmedos”, contó sobre una de las cepas insignia de la región junto, con el Merlot y el Chardonnay. En Patagonia también tienen su lugar uvas tintas clásicas como Malbec y Cabernet Saugvinon, y cepas blancas como Sauvignon Blanc, Gewurztraminer y Riesling, que adquieren cualidades de aromas y sabores que las diferencia de las producidas en otras regiones del país.

Durante la Expo Vinos de la Patagonia los propios productores contarán sus experiencias y modos de producción y acercarán al consumidor las razones por las que optar por vinos patagónicos es un paso adelante para completar esa postal que integra la belleza de la naturaleza con el trabajo de la tierra y con la calidad de los alimentos que en ella se generan. Participarán por Chubut las bodegas Contra Corriente, Otronia y Viñas del Nant y Fall; por Neuquén, Familia Schroeder, Fincas del Limay, Fin del Mundo, Impasse, Malma, Patritti y Puerta Oeste, y por Río Negro, Del Río Elorza, Humberto Canale, Miras y Bodega Trina. Para conocer más sobre las formas de participar en la edición virtual de Expo Vinos de la Patagonia los interesados deben ingresar en vinosdelapatagonia.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.