Hazard es el torero que necesitaba el Real Madrid

Europa Press Sports via Getty Images

El Real Madrid volvió a fallar en defensa e inesperadamente se dejó dos puntos en el Bernabéu ante un Celta de Vigo que está merodeando los puestos de descenso. En tres ataques el conjunto gallego desarboló una defensa que hasta hace muy poco se había mostrado impenetrable, pero que ha recibido seis goles en los últimos dos partidos del equipo en casa. Zinedine Zidane no ayudó con sus cambios, pues en poco más de diez minutos sacó del campo a los dos mejores jugadores sobre el césped, Eden Hazard y Toni Kroos, y mantuvo a un díscolo Marcelo que, a pesar de dar el pase del primer gol, fue un compendio de malas decisiones tanto en ataque como en defensa.

La gran noticia para el equipo merengue fue la vuelta de Eden Hazard. El belga llevaba fuera de los terrenos de juego desde noviembre y acabó siendo el mejor del partido. Jugo 70 minutos a un gran nivel y acabó con los miedos de los que pensaban que iba a volver pasado de kilos y necesitado de minutos de competición para volver a encontrar la velocidad de crucero.

El fantasma de su llegada al club el verano pasado bastante relleno tras las vacaciones revoloteaba sobre esta vuelta al ruedo, pero Hazard demostró que es el torero que necesita el equipo en un final de temporada que se presume excitante.

David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images

El Real Madrid perdió una grandísima oportunidad de mantener la distancia en lo alto de la tabla con respecto al Barça, pero el empate a última hora de Santi Mina no debe tapar las esperanzas que aporta al juego del equipo el retorno del dorsal número siete. Hazard provocó el penalti que transformó Sergio Ramos en el 2-1 y fue el jugador con las ideas más claras en el balcón del área.

Kroos, Casemiro y Valverde sostienen al equipo en el centro del campo, Benzema es el delantero que tiene el equipo aunque su alma sea la de un generador de fútbol, pero Hazard es el cuchillo. Con el balón en los pies, el ex del Chelsea volvió a demostrar que es imparable. Sus cabalgadas asustan al más puesto, su calidad le convierte en todo un escapista en las situaciones más complicadas, y mientras el equipo le buscó, el Real Madrid fue un verdadero huracán de ocasiones y buen fútbol.

Gareth Bale disfrutó de 80 minutos sobre el campo y no se entiende por qué Zidane sigue haciéndole estos guiños. Parece que el Real Madrid pretende demostrar que puede ganar la Liga jugando con diez futbolistas sobre el campo la mayoría de los partidos, porque el galés está y no está. Tan bueno fue lo que hizo Hazard que fue capaz de ocultar las carencias que crea en el conjunto blanco la presencia de Bale.

David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images

Con la vuelta del gran fichaje de la temporada, Zidane ya tiene al hombre que necesitaba para poner el lazo al equipo que ha ido labrando todos estos meses. Aunque no se entiende la inclusión de Marcelo y Bale en el equipo ya que no habrá partido entre semana, ni tampoco que Isco no tuviera minutos después de que fuera el mejor en El Sadar, sólo cabe esperar a ver cómo será la mejor versión del Real Madrid, la cual incluye al malagueño en el puesto de Bale y a Mendy en el del lateral brasileño.

Pero de los 11 jugadores que tomaran el campo contra el City y contra el FC Barcelona, en las próximas semanas, no hay duda que el factor diferencial será Eden Hazard. El artista, el crack, el torero. El jugador que necesitaba Zizou para finiquitar su obra maestra. Tendrá que volver a apretar las tuercas de su defensa, pero con el talento del belga en ataque seguro que todo fluye mucho mejor.

Se avecina un final de curso apasionante para los blancos.

Más historias que te pueden interesar: