"Ecuador no es Venezuela", dice gobierno de Correa antes de balotaje

El ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Guillaume Long, durante una rueda de prensa en Quito, el 6 de marzo de 2016 (AFP/Archivos | Rodrigo Buendía)

"Ecuador no es Venezuela", señaló este viernes el gobierno del socialista Rafael Correa, tras la decisión del máximo tribunal de justicia venezolano de asumir las funciones del Parlamento y a dos días del balotaje del que surgirá el próximo presidente ecuatoriano.

El canciller Guillaume Long denunció "una campaña" que desde hace más de 10 años busca similitudes entre los gobiernos de Ecuador, encabezado desde 2007 por Correa --muy cercano a Caracas-- y Venezuela, golpeada desde hace años por una fuerte crisis política.

"En Ecuador han tratado de involucrar a Venezuela en el tema electoral (...) Han buscado confundir a la población con el argumento de que Ecuador se va a convertir en Venezuela (...) Pues no, Ecuador no es Venezuela", indicó Long, citado en una declaración difundida por la cancillería.

Long subrayó que la Constitución ecuatoriana "impide justamente este tipo de impasses entre funciones del Estado", al tiempo que se mostró "muy preocupado" por lo ocurrido en Venezuela y confió en "que esta situación se resuelva lo más pronto posible en aras de una normalización institucional".

La noche del miércoles, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, a la que la oposición acusa de servir al gobierno de Nicolás Maduro, asumió las funciones de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, lo que desató fuertes críticas de la comunidad internacional.

Ecuador elegirá el domingo al sucesor de Correa entre el oficialista Lenín Moreno y el conservador Guillermo Lasso. Durante la campaña, Lasso ha instado a un cambio en Ecuador para evitar situaciones similares a las de Venezuela.

"CAMBIO es evitar que el Ecuador viva lo que está pasando nuestro país hermano Venezuela, evitar una dictadura", publicó este viernes Lasso en su cuenta de Twitter.

Quito ofreció su apoyo a Caracas y alentó al gobierno y a la oposición venezolana "a encauzar la situación a través del mecanismo de diálogo auspiciado por la Unasur", según un comunicado emitido la noche del jueves por la cancillería.

Sin embargo, Ecuador no firmó un comunicado conjunto en el que los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Uruguay "condenan" la situación generada en Venezuela tras el fallo del TSJ.