Ecuador en relativa calma tras dos días de protestas

·2  min de lectura

QUITO (AP) — Ecuador se encontraba en relativa calma el jueves y sin protestas luego de dos días de bloqueos y manifestaciones en las principales carreteras del país en rechazo a la suba mensual de los precios de los combustibles y la política económica del presidente Guillermo Lasso.

En su cuenta de Twitter, el Ministerio de Gobierno señaló que “en videoconferencia con el mando de la Policía de Ecuador y jefes de zonas y subzonas la ministra (de Gobierno) Alexandra Vela resaltó que hoy amanecimos con un país sin movilizaciones y ordenado. Reafirmó que el uso de la fuerza de los uniformados fue medido y no hubo un solo manifestante herido”.

El viceministro de Gobierno, Homero Castañer, pidió más temprano que "la ciudadanía identifique quiénes son los que quieren dialogar, quiénes están extendiendo la mano, quiénes generan caos y problemas en el país” e insistió en que “los subsidios a los combustibles pagamos todos los ecuatorianos”.

Los ecuatorianos se aprestan a empezar desde el fin de semana un feriado de cinco días, uno de los más largos del año. Las protestas mantenían en la incertidumbre al sector turístico.

Leónidas Iza, el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas, el mayor gremio de su tipo y una de las que convocaron las protestas, indicó que durante el feriado se mantendrán sin protestas aduciendo que “no vamos a suspender, sino solo regresamos a pasar los finados (en referencia al Día de los Difuntos), porque somo respetuosos de las tradiciones de nuestro pueblo, vamos a hacer un puentecito”, ante de continuar con las manifestaciones.

Hasta la víspera los manifestantes mantenían bloqueos en unas 10 provincias del país a pesar de los esfuerzos policiales por despejar las vías.

Las protestas fueron convocadas por sindicalistas, indígenas, agricultores y otros sectores sociales indignados por la suba mensual de los combustibles, uno de los cuales, la gasolina extra, ha pasado en poco más de un año de 1,48 dólares por galón a 2,55 dólares. Las protestas se han producido pese a que la semana pasada Lasso dispuso el congelamiento de los precios.

Otro de los elementos que irrita a los sindicalistas es una reforma laboral que promueve el mandatario y que entre otros elementos propone la flexibilización de las relaciones laborales con contratación a tiempo parcial o contratos temporales.

En 2019 una protesta indígena contra la suba de los combustibles, de la que Iza fue uno de los líderes, puso al país al filo del rompimiento democrático durante el gobierno del entonces presidente Lenín Moreno.

Después de casi dos semanas de violentas acciones en todo el país con saqueos, ataques a la Asamblea y el incendio del edificio de la Contraloría, entre otros, Moreno dio marcha atrás con la medida.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.