Moreno pide perder "con dignidad" a Lasso, que exige recuento en Ecuador

Paola LÓPEZ
1 / 3

El presidente electo de Ecuador, Lenín Moreno, habla con la prensa extranjera en la sede del partido oficialista Alianza País, en Quito, el 5 de abril de 2017.

El presidente electo de Ecuador, Lenín Moreno, habla con la prensa extranjera en la sede del partido oficialista Alianza País, en Quito, el 5 de abril de 2017. (AFP | RODRIGO BUENDIA)

El presidente electo de Ecuador, Lenín Moreno, instó este miércoles a perder "con dignidad" al opositor Guillermo Lasso, quien sigue clamando fraude, y pidió a la autoridad electoral que "abra las urnas" para un recuento de votos del balotaje.

"En política, como en otras actividades, hay que saber ganar con humildad. Le pido al candidato Lasso que pierda con dignidad", declaró Moreno en una rueda de prensa con corresponsales extranjeros en Quito.

Tres días después de los reñidos comicios del domingo, el exbanquero de derecha sigue desconociendo los resultados y aseguró que espera la notificación oficial del Consejo Nacional Electoral (CNE) para impugnarlos.

"Vamos a exigir, amparados en la ley y la Constitución que se recuenten los votos uno a uno, uno a uno, en todo el territorio nacional (?) La verdad debe brillar voto a voto", dijo Lasso, en una rueda de prensa en la ciudad de Guayaquil (suroeste).

El CNE, que niega que hubiese fraude, proclamó el martes el triunfo del socialista Moreno, del partido oficialista Alianza País. El exvicepresidente obtuvo un 51,16% de los votos frente al 48,84% de Lasso, del movimiento Creando Oportunidades (Creo).

"La ley dice que si alguien no está conforme con los resultados, tiene derecho a impugnar, presentando las pruebas correspondientes. Nosotros estamos tranquilos", expresó Moreno, de 64 años.

De acuerdo con Creo, en más de mil actas de escrutinio hay irregularidades. "Hemos encontrado un total de 1.795 actas de 1.795 mesas (electorales) que significan, y mucho ojo a eso, 592.350 votos, casi 600.000 votos, cuyas actas son irregulares, tienen inconsistencias numéricas, les falta la firma, etcétera", dijo el presidente nacional del movimiento, César Monge.

Alianza País "decidió adherirse a las impugnaciones de Creo para que se cuente voto a voto 1.795 actas, con la condición de que se lo haga públicamente, con presencia ciudadana", informó la noche del miércoles el presidente saliente, Rafael Correa.

El mandatario agregó: "voto a voto, ratificaremos la victoria popular. Que la oligarquía aprenda a perder dignamente ¡Prohibido olvidar!".

-"Paz en peligro"-

Moreno, un administrador público que se desplaza en silla de ruedas a consecuencia de un disparo recibido en un asalto en 1998, reprochó a la oposición que haya "llamado a la violencia", refiriéndose a las protestas que continúan desde el domingo en algunas ciudades del país.

La noche del miércoles grupos de cientos de personas se concentraron en distintos puntos de la capital y en Guayaquil para pedir transparencia en el conteo de votos. Las manifestaciones han derivado desde el martes en leves disturbios, con neumáticos quemados y cierre de vías, sin heridos ni detenidos.

La iglesia católica consideró que "la paz está realmente en peligro" en Ecuador debido a las protestas, por lo que llamó a un diálogo.

Asimismo señaló en un comunicado que la autoridad electoral "tiene el deber de asegurar a la parte política que se sienta afectada todas las facilidades para impugnar" los resultados

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana además pidió "transparencia" para entregar "las pruebas a favor de la veracidad de los resultados, o, en su defecto, las de su eventual falacia", como asegura Lasso, que es miembro laico del Opus Dei.

- 'Yo decidiré' -

Moreno, sin embargo, ha recibido el reconocimiento de varios gobiernos de distintas tendencias y de organismos internacionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA), que envió una misión electoral a los comicios de Ecuador.

El exvicepresidente aseguró que gobernará con un estilo "diferente" al de su antecesor, Rafael Correa, quien ha mantenido una relación tensa con sectores de la prensa y de organizaciones ambientalistas e indígenas.

"Las decisiones en el próximo gobierno las voy a tomar yo, voy a aplicar mi estilo", aseguró Moreno, descartando que Correa pueda influir en su gobierno, como sugieren desde la oposición.

"Tengo algunas diferencias con respecto a la libertad de expresión con el presidente. Creo que un presidente tiene que (...) tolerar bastante más y respetar bastante más que el ciudadano común", agregó Moreno, que sin embargo se mostró partidario de "mantener" la polémica actual ley de comunicación.Además, sugirió que al término de sus cuatro años de gobierno podría retirarse."Yo ya después de este período ya quedo para archivo", dijo al recordar que se presentó a la presidencia por pedido de su partido.