Ecuador inicia un plan para censar a la población penitenciaria por la grave crisis

·2  min de lectura

Quito, 20 dic (EFE).- Las autoridades ecuatorianas iniciaron este lunes un plan piloto preparatorio de un censo más amplio y que, por primera vez, reunirá información sociodemográfica y jurídica de la población penitencia, en medio de la grave crisis carcelaria que este año deja al menos 300 reclusos asesinados.

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI) detalló que el plan, de dos días de duración, tiene por objeto realizar un censo a la población penitenciaria para obtener información de diversa índole como datos sociodemográficos, jurídicos, situación familiar y ejes de tratamiento.

"El censo permitirá implementar acciones para alcanzar los objetivos del Plan de Rescate Ecuador en cuanto a la atención de la situación carcelaria", indicó en un comunicado la autoridad penitenciaria.

Este tendrá lugar en uno de los Centros de Privación de Libertad del país este lunes y martes y su ejecución es puesta en práctica por la mesa técnica conformada por el SNAI, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), la Dirección General de Registro Civil, Identificación y Cedulación, la Dirección Nacional de Investigación Técnico Científica Policial y la Secretaría de Derechos Humanos.

Se trata de una prueba inicial que permitirá afinar detalles de lo que será el Censo Penitenciario 2022, en los 36 centros de privación de libertad del país, añade el SNAI.

En paralelo, las autoridades también revisarán detalles de la aplicación del protocolo de seguridad, medidas de bioseguridad, logística, tiempos de registro en formularios e intercambio y consolidación de información.

Ecuador ha sido escenario este 2021 de la muerte de unas 300 personas como consecuencia de enfrentamientos entre bandas rivales, generalmente vinculadas al narcotráfico, dentro de los centros penitenciarios.

Los incidentes más graves se registraron en la Penitenciaría Litoral en la provincia de Guayas, de la que Guayaquil es capital, la mayor prisión del país y donde más de 200 presos perdieron la vida en dos sucesos ocurridos en los últimos meses.

Los expertos del Comité contra la Tortura y el Subcomité para la Prevención de la Tortura de la ONU han expresado recientemente su alarma por "la continuada violencia en las prisiones de Ecuador, donde se han registrado cientos de muertes en meses recientes".

El sistema penitenciario ecuatoriano se encuentra bajo estado de excepción desde el 29 de septiembre y fue renovado otros 30 días adicionales el mes pasado por el presidente, Guillermo Lasso, por la "grave conmoción interna" generada por estos hechos violentos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.