Ecuador inicia la formación de 1.300 guardias para aplacar la crisis carcelaria

·3  min de lectura

Quito, 11 jul (EFE).- Un total de 1.300 aspirantes a ampliar la plantilla de guardias penitenciarios de Ecuador iniciaron este lunes el proceso de formación, para sumarse a una de las iniciativas del Gobierno a fin de aplacar la crisis carcelaria que afecta al país, con más de 400 presos fallecidos desde 2020.

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, dio la bienvenida a los aspirantes al Cuerpo de Seguridad y Vigilancia Penitenciaria, quienes, tras capacitarse trabajarán "para controlar de mejor manera a las 32.600 personas privadas de libertad", de los 36 centros del país.

En la ceremonia de rigor, Lasso también anunció que formarán a cien inspectores-educadores para los once centros de adolescentes infractores.

Así, los 1.400 agentes incorporados este lunes comenzarán a trabajar en noviembre próximo y se sumarán a los 1.600 guardias existentes en la nación andina.

"Tenemos la meta urgente de mejorar un sistema en pésimas condiciones, abandonado por el Estado y por el Gobierno", comentó Lasso al asegurar que, cuando llegó al poder (en mayo de 2021), "no había mucho control, los guías no tenían garantías de trabajo ni seguridad".

Asimismo, dijo, "había hacinamiento y evidente corrupción interna".

El jefe de Estado avanzó que el próximo año habrá una segunda convocatoria para incrementar 1.000 agentes y completar los 4.000 que requieren para cumplir las normas internacionales.

Asimismo, comentó que en la Escuela de Formación de Agentes Penitenciarios, que prevén que comience a funcionar a fines de año, habrá un plan de carrera, entrenamiento e instructores especializados, además de evaluaciones poligráficas, toxicológicas, psicológicas y un programa anticorrupción.

"Así tendremos personal capacitado por sociólogos, criminólogos, expertos en derechos humanos y en el manejo de centros de rehabilitación", dijo Lasso antes de indicar que la escuela también servirá para entrenamiento y actualización de conocimientos en administración penitenciaria.

INDULTOS

Lasso señaló que su Gobierno creó una política pública de rehabilitación social con enfoque en derechos humanos, que busca dar a los detenidos condiciones de vida dignas mientras cumplen sus penas.

Los centros de detención deben ser espacios de una verdadera rehabilitación para que los internos tengan una segunda oportunidad de vida, indicó Lasso.

El gobernante recordó que, tras un análisis de la situación de las cárceles, planteó al Consejo de Seguridad del Estado implementar indultos generalizados para quienes han cometido delitos menores y así "evitar que sean captados por las mafias que pretenden dominar" los centros penitenciarios.

En ese marco, cifró en 800 las personas que han recuperado su libertad a través de esos indultos, y adelantó que "hasta fines de mes", esperan "llegar a 1.800".

"De esa manera, vamos a eliminar el hacinamiento, y con duplicar el número de agentes, duplicaremos el control y la seguridad interna", expuso.

Una serie de sanguinarios motines han cobrado la vida de más de 400 reclusos desde 2020, más de 60 de ellos solo en este año.

La crisis carcelaria que atraviesa Ecuador ha llevado a organismos como la ONU y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a expresar su preocupación y pedir al Gobierno medidas urgentes para reducir la población carcelaria y asumir el control de las cárceles.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.