Ecuador: gobierno no condonará deudas, indígenas reaccionan

ARCHIVO - Indígenas ondean una bandera ecuatoriana durante una protesta contra las políticas económicas del gobierno del presidente Guillermo Lasso en Quito, Ecuador, el domingo 19 de junio de 2022. (AP Foto/Dolores Ochoa, Archivo) (ASSOCIATED PRESS)

QUITO (AP) — La relación entre el movimiento campesino e indígena de Ecuador y el gobierno se tensó nuevamente luego de que las autoridades retrocedieron en su oferta de condonar las deudas con la banca pública por hasta 10.000 dólares, uno de los compromisos que había puesto fin a un prolongado paro en junio.

El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, reconoció el miércoles que tras reunirse con entidades técnicas como el Ministerio de Finanzas y el Banco del Ecuador (BanEcuador), una institución financiera pública que otorga microcréditos y créditos productivos a los sectores rurales, se determinó que la medida comprometería “la viabilidad de la institución” bancaria.

En declaraciones al canal Ecuavisa, el funcionario aclaró que “condonación hay, sólo que el techo es hasta los 3.000 dólares”, lo que representa unos 58 millones de dólares. Jiménez enfatizó que la opción de perdonar las deudas hasta los 10.000 dólares “no es una obligación, es una facultad”.

El gerente general de BanEcuador, Fernando Chang, afirmó en declaraciones al canal Gamavisión que en lugar de la condonación se plantea aplicar “la reestructuración de deudas” a 10 años de plazo con una calificación de alto nivel, lo que les permitirá a los productores “volver a ser sujeto de crédito” y reactivarse económicamente.

Franklin Columba, presidente de uno de los gremios que conforman la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (FENOCIN), aseguró a The Associated Press que resulta “irresponsable” por parte del gobierno que “en las mesas de negociación no se haya visto el tema de los presupuestos y la posibilidad de aceptar o no este acuerdo” y se haya firmado un documento aceptando la condonación.

“Deja totalmente en el aire todo lo que se comprometieron”, afirmó Columba al tachar de “tomadura de pelo” a las bases del movimiento campesino por parte del gobierno nacional.

El dirigente añadió que exigirán un diálogo directo con el presidente Guillermo Lasso, para que “nos diga por qué desiste de aceptar la condonación cuando lo hacen a los grandes empresarios y ricos por miles y millones de dólares… dejando a los campesinos marginados”.

Unas 55 organizaciones que representan a unos 300.000 afiliados conforman la FENOCIN, de los cuales 100.000 se iban beneficiar con la condonación de deudas de hasta 10.000 dólares, aseguró Columba.

En junio una protesta de 18 días inmovilizó al país en demanda de una rebaja en los precios de los combustibles, mejor salud y garantías para los precios de los productos del agro que generaron una crisis en el gobierno de Lasso, quien se salvó de una moción para destituirlo en el legislativo.

La movilización, que dejó como saldo millonarias pérdidas, se superó tras la instalación de las mesas de diálogo.