Ecuador: izquierdista Arauz y empresario Lasso a balotaje

GONZALO SOLANO
·4  min de lectura

QUITO (AP) — El exbanquero de derecha Guillermo Lasso quedó en segundo lugar en los recientes comicios presidenciales de Ecuador y disputará contra el izquierdista Andrés Arauz —quien fue el más votado en las urnas— la segunda vuelta a dirimirse el 11 de abril, según proclamó el Consejo Nacional Electoral el domingo.

La proclamación oficial de los resultados determinó finalmente quién accedió al balotaje contra Arauz, el delfín del expresidente Rafael Correa, luego de una serie de reclamaciones tras los comicios del 7 de febrero debido a la cerrada puja por el segundo lugar. Arauz fue primero con el 32,72% de los votos y le siguieron Lasso con 19,74% y el indígena Yaku Pérez con 19,39%, anunció el secretario del organismo electoral, Santiago Vallejo.

La diferencia entre Lasso y Pérez fue de apenas 32.600 votos, según el órgano electoral. Sin embargo, Pérez y sus seguidores no parecían dispuestos a dejar a un lado sus reclamaciones por considerar que hubo irregularidades en el escrutinio que eliminaban la posibilidad de que el candidato del partido indígena Pachakutik entrase a la segunda vuelta.

Una marcha con centenares de indígenas partió el miércoles de la austral ciudad de Loja, 425 kilómetros al sur de la capital, para reclamar lo que consideran un fraude que perjudica a Pérez. Se prevé que la marcha llegue el martes a Quito.

Lasso, de 65 años y abanderado del Movimiento CREO, afirmó en su cuenta de Twitter que “la democracia ha triunfado” y que “¡Vamos a la segunda vuelta con ánimo y optimismo! Conmigo siempre habrá el espacio para tener un diálogo frontal y sincero que sume al objetivo de conseguir juntos el Ecuador del encuentro”.

Pérez reaccionó más tarde en la misma red social, señalando que el Consejo Nacional Electoral "podrá declarar resultados electorales fraudulentos, más los verdaderos resultados están en el corazón de los ecuatorianos que apoyaron un nuevo proyecto político que recoge los sueños de un Ecuador digno y honesto”.

La misión electoral de la Organización de Estados Americanos dijo que "toma nota de que, posterior a la publicación de los resultados electorales a los sujetos políticos, aquellos que estén inconformes tienen la posibilidad de interponer recursos administrativos y jurisdiccionales, toda vez que cuenten con pruebas de inconsistencias e irregularidades y que sus reclamos estén apegados al derecho vigente”

La Fiscalía General dijo en un comunicado el domingo que inició una investigación previa ante las denuncias de fraude interpuestas en esa dependencia por parte de seguidores de Pérez, lo cual fue cuestionado por Lasso y Arauz.

Lasso dijo que "en las últimas horas se han producido hechos que deberían alarmar a todos quienes defendemos la democracia en Ecuador... han intervenido algunas autoridades ajenas al proceso”. Arauz manifestó, por su parte, que la diligencia solicitada por la Fiscalía de hacer una pericia al sistema informático en medio del proceso electoral “debe verse como una intromisión; viola el artículo 16 del Código de la Democracia”.

Reclamos aparte, algunos analistas consideran que el panorama para la segunda ronda no pinta muy claro debido a lo fragmentado del voto, y que a juzgar por la ventaja sacada por Arauz a Lasso el escenario asoma más difícil para el exbanquero.

“No solo es Pachakutik, hay otros factores de peso para la segunda vuelta, como la Izquierda Democrática (cuyo candidato obtuvo el 15,68% de la votación), también está la votación de 13 postulantes que entre todos lograron el 13% de los votos”, planteó a The Associated Press el analista y profesor de la universidad Andina, Gustavo Isch. Aclaró que los votos no son endosables.

“Evidentemente no apoyaron la candidatura correísta de Arauz, pero no todos son de oposición ni son votos duros en contra de Arauz”, señaló Isch, agregando que la ventaja entre Lasso y Arauz es “muy importante, y sin los apoyos de otros partidos será muy difícil que esa ventaja pueda descontarse; eso hace que Lasso tenga un camino muy difícil”.

Lasso está en carrera por la presidencia por tercera ocasión. La primera vez fue derrotado por Correa, que logró la reelección en 2013, y la segunda por el actual mandatario Lenín Moreno cuatro años después.

Arauz, de 36 años y abanderado del frente Unión por la Esperanza (UNES), es impulsado por Correa, quien durante sus dos periodos en el gobierno mantuvo una estrecha relación con mandatarios de su misma línea política, como el venezolano Hugo Chávez, fallecido en 2013, el nicaragüense Daniel Ortega y la argentina Cristina Fernández, quien ahora es vicepresidenta en su país.

Correa, quien reside en Bélgica, no pudo correr a la vicepresidencia en la terna de Arauz este año debido a que fue condenado por un caso de corrupción.

La proclamación de los resultados se dio con los votos de cuatro de los cinco integrantes del Consejo Electoral tras una sesión que se instaló cerca de la medianoche del sábado. Tras el anuncio los postulantes pueden presentar impugnaciones a los resultados, se indicó.

La Contraloría General y la Fiscalía habían anunciado antes una auditoría al sistema informático del Consejo Electoral para verificar la transparencia del escrutinio.