Ecuador entra en la recta final de las elecciones presidenciales y parlamentarias

Agencia EFE
·3  min de lectura

Quito, 31 ene (EFE).- Ecuador entró este domingo en la recta final de un proceso electoral que el próximo 7 de febrero designará al nuevo presidente del país, a los 137 integrantes de la Asamblea Nacional (Legislativo) y a cinco delegados al Parlamento Andino.

Un total de 13.099.150 ecuatorianos han sido habilitados en el padrón de votantes para ejercer el derecho del sufragio y designar a las nuevas autoridades, informó el Consejo Nacional Electoral (CNE), encargado de organizar los comicios.

Del total de electores, 410.239 se han inscrito para el proceso del voto en el exterior, aunque su participación está supeditada a las disposiciones que emita cada país o ciudad de residencia, a causa de la pandemia del coronavirus.

Así lo mencionó a Efe José Cabrera, integrante del Consejo Nacional Electoral (CNE), quien advirtió de que el organismo resolverá sobre todos las dificultades que se puedan generar en el llamado proceso de "voto en el exterior".

En Ecuador, apuntó Cabrera, la planificación se ha cumplido de manera satisfactoria y se han establecido medidas de bioseguridad claras y precisas para minimizar la posibilidad de contagio, cuando los ciudadanos acudan a las Juntas Receptoras del Voto (JRV).

Según las cifras del CNE, para el próximo domingo se ha previsto la instalación en el país de 39.915 JRV distribuidas en toda la geografía nacional; mientras que en el exterior se estima instalar 936 mesas de votación en las tres circunscripciones: América Latina, África y el Caribe; Europa, Asia y Oceanía; y Estados Unidos y Canadá.

En Ecuador se han previsto abrir 4.276 recintos electorales, 611 más que el anterior proceso electoral en 2019, con el objetivo de "evitar aglomeraciones" y permitir el "distanciamiento físico", añadió Cabrera.

El proceso electoral ecuatoriano, además, estará vigilado por 2.134 observadores nacionales y 225 internacionales, estos últimos de entidades como la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos (ORA), la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) y la Asociación Mundial de Organismos Electorales (A-web, por sus siglas en inglés).

La campaña electoral, que empezó el pasado 31 de diciembre, terminará el próximo jueves a la medianoche, y desde ese momento comenzará un periodo de silencio electoral para que los votantes reflexionen sobre su voto sin la bulla proselitista.

El domingo 7 de febrero, las votaciones comenzarán a las siete de la mañana y concluirán a las cinco de la tarde.

Según el consejero Cabrera, con el "conteo de votos" que prevé efectuar el CNE, los resultados extraoficiales y preliminares podrían conocerse unas tres horas después de cerrados los colegios electorales.

Cabrera dijo que el escrutinio oficial también goza de garantías, pues se han hecho las verificaciones técnicas y operativas, por lo que remarcó que el sistema está listo.

La ciudadanía, además, podrá seguir el escrutinio a través de las plataformas informáticas que ha dispuesto el CNE, que incluyen su portal web y otras aplicaciones para teléfonos móviles.

Además, "en la nube" informática se colocarán "todos los archivos para que las organizaciones políticas lleven su control" del proceso, remarcó Cabrera.

Lo que se busca es que el proceso, que ha debido sortear varias dificultades como la incidencia de la pandemia del coronavirus, se cumpla de una manera óptima y que garantice la "transparencia, eficiencia y seguridad", añadió el concejero.

El objetivo supremo, apostilló, es "respetar la decisión de los ecuatorianos" en las urnas de votación.

(c) Agencia EFE