Ecuador: Diálogo de gobierno con indígenas con pocos avances

·2  min de lectura

QUITO (AP) — Las mesas de diálogo instaladas por el gobierno y dirigentes indígenas en Ecuador para atender las demandas que surgieron tras el prolongado paro nacional de junio impulsado por la principal organización indígena del país registran pocos avances hasta el miércoles, lo que genera preocupación, informaron dirigentes.

El líder de ese paro y presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas, Leonidas Iza, declaró a los periodistas que en la práctica no hay nada aún, pero que desde la próxima semana se intentará una nueva forma de trabajo en la mesa de diálogo con el fin de que arroje los resultados que esperan. "Que el pueblo ecuatoriano sepa que si no (hay acuerdos) hay que seguir luchando”, advirtió.

El representante de la Federación de Indígenas Evangélicos, Samuel Lema, expresó más temprano que el tiempo está pasando sin resultados y cuestionó si el plazo de 90 días será suficiente para que el gobierno responda las exigencias planteadas.

Delegados del gobierno del presidente Guillermo Lasso no respondieron a llamadas de The Associated Press en busca de comentarios acerca de la situación. Lasso, un ex banquero de derecha, ha señalado anteriormente que haría lo posible por solventar las exigencias de los indígenas.

Las protestas violentas de junio para exigir una rebaja en los precios de los combustibles u otras demandas paralizaron buena parte del país andino y pusieron en jaque al gobierno de Lasso, quien sobrevivió a una moción presentada por legisladores opositores que buscaban su destitución.

Entre los pocos avances entre las partes figuran acuerdos preliminares para el alivio de créditos de organismos estatales a agricultores, establecer mayor presupuesto para la salud y la educación. Restan los temas considerados fundamentales para los indígenas, como fijar un mecanismo de subsidio para el precio de la gasolina en beneficio de sectores productivos y populares.

Representantes del gobierno y de los indígenas buscan soluciones a exigencias como crear subsidios para los combustibles, mayor presupuesto para la educación intercultural y fijar por decreto los precios de productos agropecuarios, además de otros siete puntos. Las negociaciones entre ambos sectores se han prolongado por 21 días.

En octubre del 2019 un escenario similar de protestas convocadas por los mismos actores puso en jaque al entonces presidente Lenín Moreno (2017-2021).

Mariana Yumbay, delegada de la Confederación de Nacionalidades Indígenas —que impulsó el paro de junio— señaló que se tiene previsto proponer otra metodología para avanzar en las negociaciones, aunque no dio detalles. “El tiempo es apremiante y el pueblo ecuatoriano quiere respuestas inmediatas que puedan resolver" la vida de la población, señaló.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.