Ecuador: Confirman muerte de abogada desaparecida

·2  min de lectura

QUITO (AP) — Las autoridades de Ecuador confirmaron el miércoles la muerte de una abogada desaparecida hace más de una semana al interior del principal centro de formación de oficiales de policía, donde su esposo era instructor.

"Lamento profundamente su muerte, un femicidio que no quedará en la impunidad", dijo en su cuenta de Twitter el ministro del Interior, Patricio Carrillo, al informar sobre la muerte de María Belén Bernal, de 34 años, un caso que generó rechazo en el país andino.

Señaló que los esfuerzos policiales estarán dirigidos ahora en localizar al teniente Germán Cáceres, marido de la abogada y quien es considerado por las autoridades como el principal sospechoso del hecho. “Pido perdón y ofrezco una disculpa a Elizabeth Otavalo (madre de la víctima) y al hijo (un menor de 13 años)”, añadió.

Horas después de confirmarse la muerte de la abogada, una marcha de centenares de personas, especialmente mujeres, desfiló por el norte de la capital del país en medio de gritos como “policías asesinos”, “Estado femicida”, “policía encubridores del asesino” y con decenas de carteles, especialmente con el rostro de la abogada y otros con la foto del presunto homicida.

Otavalo, en su cuenta de Twitter, reclamó justicia: “Me arrebataron a mi hija, a manos de un servidor de la policía, prófugo".

La mujer fue encontrada en el cerro Casitagua, cerca de la institución policial y a unos 12 kilómetros al norte de Quito, en donde se desplegaron varios centenares de uniformados especializados en búsqueda y rescate. Aún no se ha informado sobre las causas de la muerte.

El presidente Guillermo Lasso, quien disertó en la jornada ante la Asamblea General de la ONU, lamentó la muerte. También afirmó que se requiere luchar contra la violencia de género y “la desaparición de una valiente mujer, una abogada, madre e hija, debe ser símbolo de este desafío”.

El gobierno ofreció 20.000 dólares a quien entregue información que dé con el paradero del teniente Cáceres.