Ecuador: dos atentados con explosivos en menos de 24 horas

·2  min de lectura

QUITO (AP) — Un artefacto explosivo fue detonado de forma controlada el jueves por efectivos policiales en una populosa barriada del noroeste de Guayaquil luego de que la noche del miércoles explotara un vehículo cerca de un cárcel estatal del sur del país.

En el barrio Bastión Popular, uno de los sectores con mayor violencia en esa ciudad, los moradores denunciaron un paquete sospechoso dejado en medio de las casas, Al ser examinado por efectivos policiales se comprobó que era un artefacto explosivo. Agentes provocaron una explosión controlada que no dejó daños materiales.

La noche del miércoles, mientras dos presos eran trasladados desde el centro penitenciario de la ciudad de Loja, 302 kilómetros al sur de la capital, un vehículo de un agente de ese centro estalló en las inmediaciones de la cárcel, de acuerdo con información policial. Cerca de medio centenar de atentados explosivos de menor intensidad se han producido en Guayaquil, señaló la policía.

En ambos casos -que no se produjeron heridos ni víctimas- la policía atribuyó los ataques a bandas del narcotráfico en pugna por el control de territorios y rutas de paso de la droga, especialmente cocaína que según las autoridades llega a suelo ecuatoriano en grandes cantidades desde Colombia y Perú con el objetivo de ser enviada a Estados Unidos, Europa y otros mercados.

El 14 de agosto una potente explosión en la barriada guayaquileña del Cristo del Consuelo, también vinculada con grupos violentos del narcotráfico que buscaban acabar con jefes rivales, dejó cinco fallecidos, 17 heridos, ocho casas completamente destruidas y varios vehículos dañados.

Guayaquil también es sede de la mayor cárcel estatal, donde se han registrado peleas y matanzas entre grupos criminales. En los últimos años en las cárceles ecuatorianas se han registrado violentos ataques entre reclusos, principalmente debido a disputas entre bandas del narcotráfico presuntamente vinculadas con cárteles mexicanos.