Ecuador: suben a 30 los muertos en amotinamiento carcelario

·2  min de lectura

QUITO (AP) — La cifra de reos fallecidos en un amotinamiento carcelario en Ecuador el martes aumentó a 30 personas, mientras que otras 47 resultaron heridas, confirmó el comandante de Policía de la zona 8, Fabián Bustos, que lideró una requisa en la penitenciaría del Guayas, la más grande del Litoral.

“La policía nacional ingresó y tomó el control de los pabellones 1, 3 y 5, donde hubo la mayor cantidad de muertos”, indicó Bustos en declaraciones a la prensa. Luego de un registro se decomisaron un fusil, una pistola, varias armas blancas, teléfonos celulares y “sustancias sujetas a fiscalización”, añadió.

Un operativo policial y militar que se desplegó en las inmediaciones del centro carcelario logró retomar el control luego de casi cinco horas de violento motín, dijo el Servicio de Atención a Personas Privadas de la Libertad (SNAI) en un comunicado. Por el momento se mantenían activos los protocolos de seguridad.

El gobernador del Guayas, Pablo Arosemena, afirmó en una rueda de prensa en el exterior de la cárcel que se “ha logrado restablecer el orden”, en lo que calificó de un trabajo “duro”. “El Estado y la Ley se tienen que sentir”, añadió.

El enfrentamiento habría sido provocado por disputas entre bandas delictivas. Integrantes de dos grupos “los lobos” y “los choneros”, protagonizaron los cruentos enfrentamientos con armas de fuego, armas blancas y explosiones que pusieron en alerta a las autoridades.

Momentos de tensión se vivieron en los exteriores del recinto carcelario. Imágenes de televisión mostraron a reos disparando desde las ventanas, mientras se divisaba humo y se escuchaba sonidos de detonaciones de armas de fuego y explosivos. La gobernación del Guayas difundió en su cuenta de Twitter imágenes del momento en que seis cocineros fueron evacuados de uno de los pabellones de la penitenciaría.

En medio de la jornada, se difundió un decreto ejecutivo por el cual se nombró un nuevo director del SNAI.

En julio el presidente, Guillermo Lasso, decretó el estado de emergencia en el sistema penitenciario tras varios episodios violentos que hasta el momento dejan más de 100 reos muertos. La jornada más sangrienta ocurrió en febrero, cuando en un amotinamiento simultáneo en tres cárceles del país fallecieron 79 presos. En julio, otros 22 reclusos perdieron la vida en la penitenciaría del Litoral, mientras que en septiembre, un centro penitenciario fue atacado por drones sin causar víctimas mortales.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.