Violentos combates en la frontera entre Kirguistán y Tayikistán por el acceso al agua

·2  min de lectura
Militares de las fuerzas especiales del ejército de Kirguistán
VYACHESLAV OSELEDKO

BISKEK, Kirguistán.- Soldados de Kirguistán y Tayikistán protagonizaron hoy violentos combates en la frontera de estos países de Asia Central, con un saldo de al menos tres muertos y 86 heridos, antes de acordar un alto el fuego.

”Como resultado de negociaciones entre los ministerios de Relaciones Exteriores de la República de Kirguistán y la República de Tayikistán, se logró un acuerdo para un alto el fuego completo a partir de las 20 y la retirada de fuerzas militares”, indicó el Ministerio de Exteriores kirguís en un comunicado.

El anuncio llegó horas después de que se produjera un intercambio de disparos en torno al enclave tayiko de Vorukh, en Kirguistán, una zona de tensión relacionada con cuestiones de acceso al agua entre estas dos antiguas repúblicas soviéticas.

El crudo relato de los argentinos en la India: “La situación es caótica, tengo miedo”

Según el Ministerio de Salud de Kirguistán, 81 ciudadanos kirguises resultaron heridos en los combates. Otros tres murieron, incluyendo un niño de 12 años que murió mientras era trasladado al hospital.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de Tayikistán informó de dos heridos de bala. Pero la agencia de prensa rusa Ria Novosti, citando una fuente del ayuntamiento de la ciudad fronteriza de Isfara, informó que hubo al menos tres muertos y 31 heridos de nacionalidad tayika.

Las autoridades de Kirguistán han señalado que los incidentes de este jueves estallaron después de que el gobierno de Tayikistán instalara cámaras de seguridad en un poste eléctrico cerca de un punto de distribución de agua, lo que derivó en enfrentamientos entre residentes.

Drama en Brasil: supera las 400.000 muertes por Covid sin pronóstico de mejorar

Entre ambos países existen extensos sectores de territorios que no han sido demarcados desde el desmantelamiento de la Unión Soviética, en 1991. Además, las tensiones étnicas se acentuaron por las rivalidades por el acceso al agua y a la tierra en esas regiones, muy pobres.

En septiembre de 2019, varios tiroteos se saldaron con la muerte de tres guardas fronterizos tayikos y de un kirguís. El dirigente tayiko Emomali Rahmon se reunió en julio de 2019 con el presidente kirguís de aquel entonces, Sooronbai Jeenbekov, y ambos protagonizaron un simbólico estrechón de manos en Isfara, en Tayikistán.

Pero estas negociaciones sobre la “delimitación de las fronteras nacionales” y la “prevención y resolución de conflictos fronterizos” arrojaron ningún resultado. Por otro lado, en junio de 2010, las tensiones entre la mayoría kirguisa y la minoría uzbeka del sur de Kirguistán derivaron en violencias interétnicas que causaron centenares de muertos.

Agencias AFP y DPA