Economía europea ensaya reacción, a pesar de temores por segunda ola de pandemia

·3  min de lectura

La economía europea registró en el tercer trimestre de 2020 una fuerte reacción con relación al período anterior, con un avance récord de 12,7% en la Eurozona, a pesar de las preocupaciones por el impacto de la segunda oleada de la pandemia de coronavirus.

De acuerdo con la oficina europea de estadísticas Eurostat, el PIB de la zona del Euro tuvo en el tercer trimestre su mejor desempeño desde el inicio de la serie histórica en 1995, después de la dramática caída de 11,8% que se había verificado en el trimestre previo.

No obstante, el PIB de este tercer trimestre aún es 4,3% inferior al del mismo período del año anterior.

La zona euro está compuesta por 19 países de la UE que adoptaron la misma moneda. Gracias a acuerdos específicos, Vaticano, Andorra, Mónaco y San Marino adaptaron el euro como moneda corriente pero no son considerados parte de la Eurozona.

Para los 27 países de la UE, Eurostat anunció un crecimiento de 12,1% en el tercer trimestre sobre el trimestre anterior.

Europa enfrenta una severa segunda oleada de la pandemia de coronavirus, al punto de que varios países del bloque han vuelto a adoptar drásticas restricciones que podrían aplicarse durante todo el invierno boreal.

Este escenario de un nuevo ciclo de restricciones, discutido en la noche del jueves por los líderes europeos en videoconferencia, encarna las preocupaciones con el continuado efecto económico en la región.

Estas medidas afectarían directamente el último trimestre del año.

- Situación "muy seria" -

El martes, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, admitió que la situación sanitaria en el bloque es "muy seria", pero también expresó su confianza en que "aún podemos frenar la propagación del virus si cada uno cumple con su responsabilidad".

Individualmente, Eurostat señaló a Francia como el país con el mayor crecimiento sobre el trimestre anterior (+18,2%), seguido de España (+16,7%) e Italia (+16,1%).

En el segundo trimestre de este año, el PIB de España se había desplomado 17,8%. En términos interanuales, sin embargo, el PIB retrocede un 8,7% respecto al mismo periodo de 2019, señal de que la cuarta economía de la zona euro se encuentra todavía lejos de recuperar la riqueza previa a la crisis sanitaria.

Además, el país ingresa al último trimestre del año atrapado en severas medidas de contención para frenar la propagación de la pandemia.

En el caso de Italia, el fuerte crecimiento del tercer trimestre llegó después de una caída de 13% en el trimestre premio.

Primer país de Europa afectado en febrero por la pandemia -que ha dejado hasta ahora más de 38.000 muertes-, Italia estima que este año sufrirá la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, con una caída del PIB de entre el 9% y el 11,5%.

En tanto, la locomotora económica de Europa, Alemania, tuvo en el tercer trimestre un avance de 8,2% con relación al período previo, cuando había registrado un retroceso de 9,8%.

De acuerdo con Eurostat, el PIB alemán aún está -4,2% por debajo del tercer trimestre del año pasado, siendo que el instituto germano Destatis estimó esta diferencia en -4,2%. 

Según Eurostat, la inflación de la eurozona en el mes de octubre volvió a cerrar en terreno negativo, de -0,3%, por tercer mes consecutivo, y la tasa de desempleo se mantuvo estable en 8,3%.

ahg-bur/eg