Economía EEUU pierde empleos ya que pandemia vuelve a golpear restaurantes y bares

Lucia Mutikani
·2  min de lectura
Foto de archivo. Personas llenan postulaciones para empleos estacionales en Coney Island, Brooklyn, Nueva York

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 8 ene (Reuters) - La economía de Estados Unidos perdió empleos por primera vez en ocho meses durante diciembre, mientras el país enfrenta una escalada en los contagios de COVID-19, lo que apunta a una baja significativa del impulso en la creación de puestos de trabajo que podría estancar la recuperación económica tras la pandemia.

La caída de las nóminas no agrícolas informada el viernes por el Departamento del Trabajo se concentró en el sector del ocio y la hotelería, con los cierres de bares y restaurantes representando tres cuartas partes de la pérdida de puestos de trabajo.

Pero dado que otras industrias, como el comercio minorista, la manufactura y la construcción tuvieron un mejor desempeño, es poco probable que la economía vuelva a caer en recesión. Cerca de 900.000 millones de dólares en ayuda adicional por la pandemia aprobada por el gobierno a fines de diciembre probablemente proporcionarán un respaldo.

Las nóminas no agrícolas disminuyeron en 140.000 el mes pasado, el primer descenso desde abril, después de aumentar en 336.000 en noviembre. La economía ha recuperado 12,4 millones de los 22,2 millones de puestos de trabajo perdidos durante la pandemia. Economistas consultados por Reuters habían estimado un incremento de 77.000 empleos en diciembre.

Los casos de COVID-19 en Estados Unidos han superado los 21 millones, con más de 357.000 muertes desde que comenzó la pandemia, según un análisis de Reuters.

El sector del ocio y la hotelería perdió 498.000 puestos de trabajo el mes pasado, y el empleo en bares y restaurantes cayó en 372.000. También hubo declives en educación privada y en el gobierno. Pero el empleo minorista aumentó en 121.000 puestos de trabajo. Las fábricas contrataron a 38.000 trabajadores y las nóminas de construcción aumentaron en 51.000.

Las débiles nóminas se unieron a una serie de otros datos del mismo tenor sobre la confianza y el gasto del consumidor para subrayar el impacto brutal del coronavirus en la economía, que se hundió en la recesión en febrero.

La tasa de desempleo se mantuvo en 6,7% en diciembre. Sin embargo, la cifra tuvo un sesgo ya que personas se clasificaron erróneamente como "empleados pero ausentes del trabajo". Sin este punto, la tasa de desempleo habría sido de alrededor del 7,3%.

En otro dato divulgado el viernes, los inventarios mayoristas se mantuvieron estables en noviembre, aunque levemente mejor a la caída de 0,1% estimada previamente. La economía se habría expandido a una tasa anualizada de alrededor del 5% en el cuarto trimestre, y la mayor parte del aumento del Producto Interno Bruto proviene de la inversión en inventarios.

(Reporte de Lucia Mutikani. Editado en Español por Janisse Huambachano y Manuel Farías)