La economía brasileña creció un 1 % impulsada por el sector servicios

Sao Paulo, 2 jun (EFE).- La economía brasileña creció un 1 % en el primer trimestre de 2022 frente a los tres meses precedentes, impulsada por la recuperación del sector servicios tras el fin de todas las restricciones impuestas durante la pandemia del coronavirus, informó este jueves el Gobierno.

En la comparación con el primer trimestre de 2021, el producto interior bruto (PIB) de la mayor economía suramericana creció un 1,7 %, según los datos divulgados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

El PIB estuvo impulsado por el sector servicios, que ya contribuyó a la recuperación en 2021, cuando la economía creció un 4,6 %, su mayor expansión de los últimos 11 años, tras la histórica caída sufrida en 2020 por la pandemia (-3,9 %).

Según el instituto estatal, el sector servicios, responsable por alrededor del 70 % del PIB, avanzó un 1 % en los tres primeros meses del año en la comparación con el trimestre anterior y un 3,7 % frente a enero y marzo de 2021.

El crecimiento del PIB no fue mayor debido al mal desempeño del sector agropecuario, uno de los más importantes de Brasil, que retrocedió un 0,9 % frente al trimestre inmediatamente anterior y un 8 % respecto al mismo periodo de 2021, lastrado principalmente por la reducción de las cosechas de soja y arroz.

La industria, por su parte, se mantuvo prácticamente estable tras escalar un leve 0,1 % en el primer trimestre frente a octubre-diciembre de 2021, pero cayó un 1,5 % frente a los primeros tres meses del año pasado, empujada por la industria de transformación.

Por el lado de la demanda, el consumo de las familias, uno de los principales motores de la economía, aumentó un 0,7 % frente al trimestre precedente y un 2,2 % frente al mismo periodo del año anterior.

El gasto de las familias avanzó pese al fuerte aumento de la inflación -la cual se sitúa en el 12,1 % interanual, impulsada por el incremento de los precios de los alimentos y del petróleo-, así como por la disparada de las tasas de interés, los cuales se sitúan en su mayor nivel en los últimos años.

El consumo del Gobierno, por su parte, creció un 0,1 % respecto a octubre-diciembre del año pasado y un 3,3 % frente al mismo periodo de 2021.

De acuerdo con el Ibge, la formación bruta de capital fijo (inversión productiva) bajó un 7,2 % entre enero y marzo en la comparación anual, tras cinco trimestres consecutivos de crecimiento, mientras que la tasa de inversión fue equivalente al 18,7 % del PIB, por debajo de la registrada en el mismo periodo de 2021 (19,7 %).

Con el resultado del primer trimestre, el PIB se situó un 1,6 % por encima del nivel del cuarto trimestre de 2019, previo a la pandemia, pero sigue un 1,7 % por debajo del punto más alto de actividad económica, registrado en el primer trimestre de 2014.

"Más que superamos la retracción de la pandemia, pero no fue suficiente para recuperar el nivel anterior a la crisis de 2016", de acuerdo con la coordinadora de cuentas nacionales del Ibge, Rebeca Palis.

Tras el alza de 2021, el Gobierno prevé un crecimiento del PIB de 1,5 % este año, mientras que la proyección del Banco Central es del 1 %, con una posible revisión al alza, según admitió el presidente del emisor, Roberto Campos Neto.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.