Ecatepec alista su primer simulacro por emergencia hidrometeorológica

ECATEPEC, Méx., noviembre 6 (EL UNIVERSAL).- El próximo miércoles a las 17:00 horas se realizará por primera vez en Ecatepec un simulacro por emergencia hidrometeorológica en la zona de San Andrés de La Cañada, que es una de las de mayor riesgo cuando se presentan lluvias torrenciales en la Sierra de Guadalupe.

La alerta se activará en los postes que instaló el gobierno local para prevenir a la población de sismos y de otro tipo de emergencias naturales.

El ayuntamiento dio a conocer que la alarma que sonará el miércoles 9 de noviembre será distinta a la que se activa cuando se registra algún sismo, por lo que los residentes de esa área del municipio serán informados a través de los altoparlantes que se trata de un simulacro por precipitación pluvial.

En el ejercicio participarán varias áreas del gobierno de Ecatepec, entre ellas Protección Civil, Bomberos, Seguridad Pública, Servicios Públicos, así como el DIF, quienes les darán indicaciones a los vecinos de a dónde dirigirse para protegerse.

Los funcionarios que intervendrán en el simulacro tendrán como función primordial rescatar a los vecinos que quedan atrapados en las vialidades por donde bajan las aguas broncas provenientes de la parte alta de la Sierra de Guadalupe, así como a los conductores que no puedan descender de sus vehículos.

La avenida San Andrés de La Cañada es uno de los puntos de mayor riesgo porque se convierte en un cauce natural por donde corre la corriente de líquido que arrastra todo lo que está a su paso.

La fuerza de la corriente lleva consigo además de agua, lodo y piedras de gran tamaño, por lo que aumenta la peligrosidad para los habitantes de la zona.

Se estima que en esa área viven aproximadamente 300 mil habitantes, pero en el ejercicio que se llevará a cabo el 9 de noviembre participarán los vecinos de las colonias La Esperanza y San Andrés de La Cañada.

Los elementos de Protección Civil y Bomberos han efectuado capacitación con los residentes de la región para informarles lo que se realizará y lo que tienen que hacer en caso de que se presente alguna contingencia natural.

En septiembre del año pasado se registró una tormenta en esa zona que provocó severos daños a inmuebles y familias que viven ahí.