Ebullición en Panamá: furia y protestas por el alza del combustible y los alimentos

·3  min de lectura
Manifestantes protestan contra el alza del costo de vida en Ciudad de Panamá. (AP Photo/Arnulfo Franco)
Manifestantes protestan contra el alza del costo de vida en Ciudad de Panamá. (AP Photo/Arnulfo Franco) - Créditos: @Arnulfo Franco

CIUDAD DE PANAMÁ.- Miles de trabajadores de la industria de la construcción en huelga marcharon este miércoles en la capital de Panamá y otras ciudades del país, en otra fase del creciente malestar contra el alza del costo de vida y el despilfarro de las finanzas públicas que sacó a las calles desde principios de mes a distintos sectores de la sociedad, como ocurrió en Ecuador en junio pasado, con protestas que estallaron en reclamo por el precio de los combustibles.

Llevando las banderitas rojas del poderoso sindicato de la construcción -un sector importante de la economía panameña- los obreros se desplazaban desde diferentes puntos para converger en una plaza frente a la Asamblea Nacional.

Protestas contra el gobierno en las calles de Panamá. (Photo by ROGELIO FIGUEROA / AFP)
Protestas contra el gobierno en las calles de Panamá. (Photo by ROGELIO FIGUEROA / AFP) - Créditos: @ROGELIO FIGUEROA

La marcha de los industriales se integró a la ola de protestas que se desarrollan desde el 1 de julio en el país, de la que toman parte los gremios docentes, grupos indígenas y la ciudadanía en general, en repudio al alza de los combustibles, los alimentos y los medicamentos. Las protestas también apuntan contra los escándalos de corrupción, el despilfarro percibido en las arcas del Estado y la desigualdad histórica en el país centroamericano.

En un intento de calmar el humor de la calle, el presidente Laurentino Cortizo dispuso el control de precios de al menos diez productos de la canasta básica de alimentos y un congelamiento de los precios de los combustibles.

Los miembros del sindicato de maestros en huelga protestan mientras marchan hacia la Asamblea Nacional en la Ciudad de Panamá, el lunes 11 de julio de 2022
Los miembros del sindicato de maestros en huelga protestan mientras marchan hacia la Asamblea Nacional en la Ciudad de Panamá, el lunes 11 de julio de 2022

Frente al percibido despilfarro del gobierno, también ordenó a las instituciones públicas iniciar un proceso de reducción del 10% de la planilla -que creció sostenidamente en los últimos años-, el inicio de un programa de retiro voluntario de funcionarios públicos, y la suspensión de aumentos salariales, salvo excepciones.

Las medidas, que estarían vigentes por un tiempo no especificado, también incluyen la prohibición de realizar viajes excepto que se trate de una representación formal del país o como miembro de una organización internacional.

No obstante, no se contempla una eventual reducción de plantilla de la Asamblea Nacional, la cual no paró de crecer en los últimos años, como se especulaba durante la elaboración del plan, cuando se abordó la posibilidad de reducir un diez por ciento el personal y fomentar la jubilación anticipada de manera voluntaria.

Mujeres golpean cacerolas mientras miembros del sindicato de maestros en huelga protestan durante una marcha hacia la Asamblea Nacional en Ciudad de Panamá, el lunes 11 de julio de 2022
Mujeres golpean cacerolas mientras miembros del sindicato de maestros en huelga protestan durante una marcha hacia la Asamblea Nacional en Ciudad de Panamá, el lunes 11 de julio de 2022

Según datos oficiales, la Asamblea Nacional tiene 5650 funcionarios en plantilla. Eso supone solo en sueldos un gasto de 13.500 millones de dólares anuales. La plantilla fue en aumento incluso en pandemia, cuando se había anunciado un plan de ahorro.

“La situación en Panamá está invivible”, dijo la estudiante Janireth Domínguez. En los últimos días también se han incrementado las críticas por los altos sueldos de autoridades y los gastos de los parlamentarios.

Las nuevas normas no calmaron lo que se consideran las mayores protestas sociales de los últimos años en el país de más de cuatro millones de habitantes y con una de las economías de servicios más estables de la región. Las protestas estallaron cuando en medio del aumento del costo de vida se conoció que la Asamblea inauguró un nuevo periodo de sesiones con un fastuoso banquete donde corría whisky de 400 dólares la botella.

La Asamblea hizo ahora un llamado a la población para que mantenga “la cordura” y “la sensatez”, y llamó a sindicatos y otras organizaciones de la sociedad civil a “retomar los espacios de diálogo” como única “vía legítima” para superar estas crisis.

Agencias AP, DPA y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.