Duterte opta al Senado filipino tras anunciar su retirada

·2  min de lectura
Un representante del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, sostiene su certificado de candidato a senador en la Comisión de Elecciones de Manila, Filipinas, el lunes 15 de noviembre de 2021. (AP Foto/Aaron Favila)

MANILA, Filipinas (AP) — El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, presentó el lunes su candidatura al Senado en las elecciones del año que viene, pese a su promesa de que se retiraría de la política al terminar su mandato. Grupos de derechos humanos dijeron que el mandatario intentaba evitar afrontar responsabilidades legales por su mortal campaña antidroga.

Un abogado de Duterte, de 76 años, presentó su candidatura a senador ante la Comisión de Elecciones antes de que venciera el plazo límite para candidatos de última hora en las elecciones nacionales de mayo.

El presidente anunció a principios del mes pasado que se retiraría de la política, tras cancelar sus planes de presentarse a vicepresidente por lo que describió como una amplia oposición del público. Su plan original de optar a la vicepresidencia indignó a activistas, que le han descrito como una calamidad para los derechos humanos en un bastión de la democracia en Asia.

“La candidatura de Duterte al Senado es otro intento del tirano de evitar rendir cuentas ante la Corte Penal Internacional y otros mecanismos de responsabilidad”, dijo Cristina Palabay, de Karapatan, una alianza izquierdista de grupos de derechos humanos. “Es tan siniestra, oportunista y engañosa como lo intentos de su hija y sus aliados de presentarse a las elecciones de 2022”.

Duterte, que fue alcalde durante muchos años y es conocido por su dura estrategia contra la delincuencia y las drogas ilegales, emprendió su campaña antidroga tras alcanzar la presidencia en 2016. Más de 6.000 personas, en su mayoría sospechosos de delitos menores, han muerto en la campaña, que ha alarmado a gobiernos occidentales y grupos de derechos.

La Corte Penal Internacional ha iniciado una investigación sobre las muertes, aunque Duterte ha jurado que nunca cooperará con las pesquisas ni permitirá la entrada de investigadores en la CPI en el país.

Duterte dijo durante el fin de semana que tenía previsto registrar el lunes su candidatura a la vicepresidencia. Sin embargo, los expertos legales dicen que podría haber incumplido la ley filipina, que limita a los presidentes a un único mandato de seis años, ya que según la constitución filipina, el vicepresidente sustituye al presidente electo si este muere o se ve incapacitado por cualquier motivo.

Duterte volvió a cambiar de planes tras saber que su hija, actual alcaldesa de su localidad sureña de Davao, se había presentado a vicepresidenta el sábado sin consultarle. Duterte quería que su hija se presentara a la presidencia, y los dos han tenido desacuerdos sobre los planes políticos de ella.

Sara Duterte se presenta a la vicepresidencia por un partido político grande, el LAKAS CMD, aunque ha sido adoptada por otro partido, el Partido Federal ng Filipinas, para ser la compañera de fórmula de su candidato a la presidencia, Ferdinand Marcos Jr., hijo del fallecido dictador filipino del mismo nombre. Tanto el actual presidente como el fallecido dictador han sido criticados durante años por grupos locales e internacionales de derechos y acusados de graves violaciones de derechos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.