Dustin Johnson, 1ro del mundo, quiere brillar en Augusta

Por DOUG FERGUSON

AUGUSTA, Georgia, EE.UU. (AP) — En la primera semana de abril, parecerá que las tres victorias consecutivas de Dustin Johnson no habrán sido sino una suerte de ensayo.

Ahora ha llegado el momento de que el astro principal del golf responda en el Augusta National, el máximo escenario de este deporte.

Y el Masters no es tan sencillo.

Tiger Woods parecía invencible en 2000, cuando ganó o fue subcampeón en 10 de 11 torneos de la Gira de la PGA, antes del Masters. Incurrió en un doble bogey y en un triple bogey en tan sólo tres hoyos durante la primera ronda y nunca se repuso.

Hace un año, Jason Day ganó el Arnold Palmer Invitational y el Dell Match Play en semanas consecutivas para trepar al primer puesto del escalafón. En el Masters, su mejor tarjeta fue de 71 golpes, y empató en el décimo puesto.

Han pasado 15 años desde la última vez que el primero del ranking mundial se ciñó el saco verde. Fue Woods en 2002.

Johnson, conocido desde hace años por su talento y sus condiciones atléticas, parece ahora una máquina. Apenas da evidencias de que tiene pulso.

"Es un jugador perfecto y completo", reconoció Jon Rahm luego de caer ante Johnson en la final del Match Play.

Zach Johnson, dos veces monarca de torneos major, coincidió: "Casi no tiene un solo defecto".

Jordan Spieth conoce el juego de Johnson mejor que nadie. Fueron compañeros en la Presidents Cup hace dos años y juegan regularmente juntos en el AT&T Pebble Beach Pro-Am. Ha aprendido a no mirar, porque sabe que puede resultar deprimente el ver cómo Johnson acierta golpes imposibles para otros.

Pero Spieth tiene la sabiduría suficiente para estar al tanto de que en el golf todo se reduce al marcador en una tarjeta. Y ganó en Pebble Beach por cuatro golpes de diferencia.

¿Qué hay del Masters?

"Creo que Dustin Johnson es el rival a vencer en el golf, sin importar dónde juguemos", comentó Spieth. "Pónganlo en cualquier lugar. Creo que todos coincidirán con esto. Si juego mi mejor golf, creo que puedo ganarle a cualquiera, y hay que creer en eso, pero pienso que ahora... él está jugando el mejor golf del mundo".

Nadie puede discutir eso en el último mes.

Johnson llegó al primer lugar del mundo con una victoria por cinco golpes en Riviera, donde probablemente habría roto el récord más viejo de 72 hoyos en la gira si hubiera sabido que estaba en posibilidades de lograrlo. En vez de ello jugó a la segura en la recta final.

Conquistó el World Golf Championship de la Ciudad de México y un torneo en la modalidad de match play, el Hill Country en Texas.

Han pasado 40 años desde la última vez que un jugador llegó al Masters tras ganar tres certámenes consecutivos.

Y pensar que hace un año se hablaba de una versión moderna de los "Tres Grandes", conformada por Day, Rory McIlroy y Spieth.

Johnson no era parte de aquella conversación. El jueves de la próxima semana, cuando comience la 81ra edición del Masters, el estadounidense de 32 años no habrá hecho sino acudir a ceremonias de premiación durante casi dos meses.

Pero el Masters es diferente.