Duro pulso entre el presidente de Ecuador y exalcalde de Guayaquil

·3  min de lectura

Quito, 30 abr (EFE).- El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, y el exalcalde de Guayaquil Jaime Nebot, han protagonizado un duro pulso político ante declaraciones del gobernante relacionadas con supuestos intentos de desestabilizar su Gobierno.

El gobernante -que el próximo mes cumplirá un año en el poder- se ha quejado en los últimos meses de lo que considera bloqueos en la Asamblea Nacional (Parlamento) a sus proyectos.

Pero en una entrevista el viernes al medio de comunicación Ecotel, señaló que "no es justo generalizar" pues no es la Asamblea como tal el problema.

"El señor (Rafael) Correa y el señor Nebot, juntitos, estos mellizos, desde el primer día de mi Gobierno están viendo cómo desestabilizan la democracia ecuatoriana. Eso es lo que está sucediendo en la Asamblea Nacional, no es un problema de una institución, sino de dos señores que no soportan que Guillermo Lasso esté en la Presidencia del Ecuador", apuntó.

No lo soportan, "el uno porque obviamente tiene miedo, y el otro porque me odia", argumentó antes de pedir al entrevistado permiso para emitir "una mala palabra".

Y prosiguió: "Me odia (Nebot) porque no tuvo los huevos para ser candidato y, claro, ahora que se quedó en su casa pues tiene envidia y unos celos, que se dedica todo el día a cranear: 'cómo desestabilizo la democracia ecuatoriana'".

El jefe de Estado recalcó que "no es la Asamblea Nacional, son estos dos señores, a través de sus asambleístas y también por ahí con otros sujetos que no vale ni la pena recordarlos".

Al referirse a la muerte cruzada -como se conoce a la posibilidad de la disolución de la Asamblea de forma anticipada para convocar a elecciones generales- comentó que es "una herramienta que está en el escritorio del presidente de la república, y que solo tomará pocos minutos firmarla, donde se atreven a acercarse al límite de pretender destituir al presidente y desestabilizar la democracia estos dos malos ciudadanos".

Nebot reaccionó este sábado con un mensaje de respuesta en su cuenta de Twitter: "Nebot al presidente".

"Yo no lo 'odio', por el contrario, su estado emocional me da lástima. Pero no es usted un demente cualquiera, es el Presidente de la República y solo por eso me refiero a sus exabruptos", escribió.

Y añadió: "El 'juntitos' aplíqueselo a usted y a sus aliados, autores en conjunto de impuestos al pueblo y de amnistía y de Habeas Corpus para quienes cometieron delitos comunes", indicó sin proporcionar nombres ni más detalles.

"Mírese en el espejo. No es sujeto de 'envidia'", dijo y añadió: "En cuanto a 'huevos', olvídese de los míos y demuestre los suyos, combatiendo a la delincuencia común".

Los hechos demuestran "que no estamos a favor de una 'destitución' suya, o del Procurador, de la Fiscal General o del Contralor. Más bien, sus últimas interferencias en el campo de otras funciones del Estado, son las que 'desestabilizan' las acciones de los funcionarios que las tomaron en su momento", señaló Nebot, que había apoyado a Lasso en las elecciones que lo llevaron al poder.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.